Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP teme a la participación y al voto por correo

El sondeo de Metroscopia para EL PAÍS vaticina cinco puntos menos de voto en las urnas e Interior registra ya cinco veces más peticiones de voto diferido que el 20-D

Las encuestas y los análisis que manejan en el PP el equipo de Mariano Rajoy coinciden con los grandes datos que dibuja la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS: una cifra de voto para los populares entorno al 30% y un sorpasso de la coalición Podemos-IU al PSOE. Pero en el PP constatan que ni siquiera con ese porcentaje de papeletas y las posibles de Ciudadanos llegan a sumar aún los 176 escaños que dan la mayoría absoluta. Además, hay dos factores ajenos a la labor de sus rivales que pueden inclinar el resultado: la previsible baja participación, hasta cinco puntos inferior al 20-D, y la enorme afluencia ahora de votantes por correo: cinco veces más.

El PP teme a la participación y al voto por correo

Todos los sondeos que barajan en el PP les dan en primera posición con cerca del 30% de las papeletas; Podemos-IU es segundo; el PSOE no llega a los 90 escaños del 20-D y Ciudadanos se queda cerca de los 40 que obtuvo entonces.

El trabajo de Metroscopia para EL PAÍS fija ese cupo de voto del PP en el 29,9%, 1,2 puntos más que en diciembre. Los populares son conscientes de que parten con la ventaja de su mayor fidelidad de voto (mayoritariamente de personas mayores). Si se produjera una alta abstención por el malestar y cansancio de los electores (Metroscopia pronostica una participación del 68%, cinco puntos menor que el 20-D), los populares teóricamente saldrían beneficiados. Pero desde el PP temen que muchos de sus votantes clásicos con segunda residencia puedan tomar vacaciones en junio, y también están muy pendientes del “espectacular incremento del voto por correo”.

A 23 de mayo el Ministerio del Interior tenía registradas 305.258 demandas de voto por correo admitidas, frente a las 76.274 que había en fecha equivalente antes de las elecciones de diciembre en toda España. El plazo para solicitar el voto por correo se abrió el 3 de mayo y estará abierto hasta el 16 de junio.

La encuesta de Metroscopia coincide prácicamente con los datos internos del PP, que aspira al 30% de los votos y unos 130 diputados el próximo 26 de junio. El secretario de organización del partido, Fernando Martínez-Maillo, cree que la remontada obedece a la "coherencia" mantenida durante estos cuatro meses: "Nosotros, al contrario que los demás, no hemos entrado en ningún circo, ni participado en negociaciones que no conducían nada".

Fernando Martínez Maillo, en cualquier caso, llama a la "prudencia" porque "la situación política es muy cambiante". Preguntado por si les preocupa que la alianza entre Podemos e IU haya desplazado al PSOE de la segunda posición, el vicesecretario de organización popular, comenta: "Lo veníamos avisando hace tiempo. El PSOE critica a Podemos pero luego apoya a Carmena, a Kichi o a Colau. Ya nos gustaría tener una sola izquierda, pero lo que vamos a hacer esta campaña es apelar al voto moderado".

El PP cree que parte del bajón socialista obedece al "sectarismo" de Sánchez y su negativa a sentarse a hablar con Rajoy, pero aún confía en que eso cambie después del 26 de junio. Entiende los altos índices de abstención que reflejan las encuestas - "los ciudadanos están desencantados por la falta de acuerdos"- pero niega que les beneficie y asegura que llamarán a la participación. En cuanto a la valoración de Rajoy, el líder al que los ciudadanos ponen peor nota, Maillo quita hierro al asunto: "No nos preocupa. No es determinante".

La dirección de Podemos ha recibido la encuesta de Metroscopia con prudencia y entusiasmo contenido, Según Íñigo Errejón, número dos de la formación, el sondeo refleja que ante las elecciones del 26-J “básicamente hay dos polos: el polo del PP para que nada cambie y el polo de Podemos para transformar las políticas en favor de la mayoría”.

Susana Díaz: "La calle quiere cambiar"

La presidenta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, tiene su percepción sobre otro tipo de sondeos: “Las encuestas son fotos de cada momento. Yo tengo la encuesta de la calle, pateando los rincones de mi tierra, y yo veo que los ciudadanos quieren cambiar. Y quieren cambiar con el partido que saben que tiene un proyecto distinto para España: y ese es el PSOE. Los demás están en ver cómo ganar al PSOE. El único partido que puede ganar por este país con un proyecto distinto es el PSOE. Tengo la esperanza y estoy convencida de que podemos ganar el 26-J”.

Errejón augura que Podemos precipitará ese cambio y tiene la sensación de que quizá el PSOE tenga que hacer de árbitro: “Estamos convencidos de que si le toca ese papel estaremos de acuerdo en conformar un Gobierno para revertir las políticas injustas”.

En cualquier caso, el director de campaña de Podemos evitó echar las campanas al vuelo: “En general somos siempre muy cautos y muy prudentes con las encuestas, cuando dan bien, cuando dan menos bien y cuando dan muy bien. Las cogemos siempre con alfileres, básicamente porque todo lo que hemos hecho hasta ahora lo hemos recorrido mientras una buena parte de las encuestas decían que no iba a ser posible”.

Íñigo Errejón comenta también la previsión de que ahora Podemos pueda quedar en segunda posición por delante del PSOE: "Creo que nosotros nos quedamos muy cerca el 20-D de ser la fuerza que pudiera encabezar un Gobierno de cambio de alternativa a las políticas injustas del PP, creo que ahora tenemos una oportunidad de tener un empuje que solucione o que desequilibre la balanza en favor de la mayoría social que se ha apretado el cinturón y creo que tenemos que aprovecharlo”.

El dirigente de Podemos añade: “Ya tuvimos una encuesta válida, fue el 20-D, cuando los españoles votaron, y ahí nos mostraron que estamos a la mitad de camino, y que el camino que falta por recorrer lo vamos a hacer con mucha gente que ha votado a los partidos tradicionales y que se ha sentido defraudada y ahora tiene al alcance de la mano desequilibrar la situación a favor de la ciudadanía”.

Rivera puede mejorar

José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos, valora que “pese a las dificultades de la situación política los españoles den por superado el bipartidismo y prefieran este nuevo sistema más complejo”. También dan por descontado que el futuro gobierno tendrá que ser el fruto de un pacto. Villegas remacha que un porcentaje del 15,5%-15,9% de voto de partida no es malo porque son la única formación que no ha iniciado la precampaña. "No es una mala situación de salida teniendo en cuenta que nosotros somos los únicos que no hemos iniciado la precampaña", añade.

Ciudadanos remacha que la baja participación les perjudica y favorece en principio al PP, corrobora que ahora la derecha y la izquierda están movilizados y aún no el centro y augura que la buena valoración de su líder, Albert Rivera, entre votantes del PP y el PSOE les da opciones de mejorar.

Más información