Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pacto con IU obliga a Podemos a alterar sus listas

La dirección del partido de Iglesias coloca a Julio Rodríguez de cabeza de lista en Almería

Los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Irene Lozano, Carolina Bescansa, Rafa Mayoral y Ramon Espinar en un acto electoral.
Los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Irene Lozano, Carolina Bescansa, Rafa Mayoral y Ramon Espinar en un acto electoral.

El acuerdo de coalición entre Podemos e Izquierda Unida ha obligado a la formación emergente a modificar algunas de sus listas para que candidatos que considera de primer nivel, como el general Julio Rodríguez, tengan el escaño garantizado. Además, al menos en la Comunidad de Madrid, los tres puestos cedidos a la federación de izquierdas llevan a alterar el mecanismo de candidatura cremallera, con mujeres y hombres en puestos alternos.

Pablo Iglesias quiere que el ex Jefe de Estado Mayor de Defensa (JEMAD), uno de los fichajes más sonados para las elecciones del 20 de diciembre, tenga un escaño asegurado en la próxima legislatura. Para ello, la dirección de la formación ha decidido colocar al general Rodríguez, que fue el máximo responsable de las Fuerzas Armadas con la socialista Carme Chacón, a la cabeza de una de sus listas, en un puesto que, según sus cálculos, le garantice entrar en el Congreso de los Diputados. Así, según fuentes del partido, Rodríguez no repetirá en la candidatura de Zaragoza, donde el pasado diciembre concurrió de número dos tras el físico Pedro Arrojo y no logró escaño en la Cámara baja. El general irá en las listas del 26-J por Almería, provincia con la que no se le conoce relación. “Para mí es un honor que, ahora sí que sí, vaya a ser diputado y, espero que ministro, Julio Rodríguez”, afirmó anoche Iglesias.

El acuerdo alcanzado entre Podemos e Izquierda Unida establece que el 26-J el número dos será un diputado que compartan las dos formaciones (dos años para un representante de Podemos y dos años para un candidato de la federación de izquierdas). Por eso Podemos buscó una nueva circunscripción para Rodríguez y eligió Almería, ya que el primer puesto se quedó vacante tras la disolución de las Cortes. El cabeza de lista por esa provincia fue el abogado sevillano David Bravo, que renunció a presentarse de nuevo por motivos familiares.

En la corta legislatura que se acaba de cerrar, el ex JEMAD ha acompañado a Iglesias en todas las ocasiones importantes. Siempre ha sido uno de los asesores de primera línea desde su fichaje y ha estado a su lado en el diseño de las propuestas de Podemos en materia antiterrorista.

Además, los tres puestos que ocuparán candidatos de IU en la Comunidad de Madrid alteran no solo la composición sino el equilibrio entre hombres y mujeres. Alberto Garzón será el número cinco, pero su partido tendrá también las plazas nueve y once de esa lista. El nueve le correspondería, según ese orden, a un hombre, aunque la segunda aspirante de IU será Sol Sánchez, que ya es diputada.

Malestar en Asturias

Los puestos de IU en las listas de la coalición han provocado malestar en algunas federaciones del partido de Cayo Lara. En Asturias, la dirección del partido se reunió de urgencia la noche del martes y aprobó exigir a la dirección federal de la coalición que renegocie el puesto acordado en la candidatura conjunta con Podemos, el número tres, que consideran “un suicidio”. Una comisión negociadora de IU Asturias se reunirá hoy con el secretario de Organización de IU, Adolfo Barrena, para reclamarle que se modifique la lista asturiana. El secretario general del partido en esa comunidad llegó a plantear que IU se retirara de las listas conjuntas si no se logra una rectificación, aunque la dirección decidió finalmente intentar negociar.

La coalición, cuyo último plazo de presentación acaba este viernes, tiene que cerrar aún flecos como el nombre. Ambas formaciones siguen negociando este aspecto. Lo que sí está claro es que la marca Podemos no se diluirá en un nombre distinto. Fuentes de la formación de Iglesias aseguraron ayer que no está en discusión que Podemos no aparezca en el nombre de la coalición, algo que, en principio, será distinto para IU.

Más información