Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias insiste en que el PSOE debe ser aliado de Podemos e IU tras el 26-J

El líder del partido: "Seguimos tendiendo la mano al PSOE porque lo consideramos un aliado"

Iglesias y Garzón, tras la firma del acuerdo electoral, este lunes.

Un día después de sellar una alianza electoral con IU, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido en que el PSOE está llamado a gobernar con ellos. El dirigente de la formación emergente ha fijado este martes uno de los objetivos estratégicos de la coalición que anoche cerró con Alberto Garzón: "Tender la mano al PSOE para que esté con nosotros en el Gobierno". "Seguimos tendiendo la mano al PSOE porque lo consideramos un aliado para gobernar España", ha afirmado en la Cadena SER.

"Algunos dicen que el PSOE es nuestro adversario. No, les consideramos nuestros aliados", ha proseguido Iglesias, quien se ha declarado dispuesto a trabajar "hombro con hombro" con el líder de los socialistas, Pedro Sánchez. "Queremos pactar con el PSOE un Gobierno progresista", ha insistido, a pesar de los "tonos ásperos" mantenidos en esta corta legislatura. La dirección de Podemos, reacia a un pacto con IU antes de las elecciones del 20 de diciembre, considera que ante los próximos comicios del 26 de junio las circunstancias han cambiado. Se trata, afirman sus dirigentes, de "desempatar" y desbloquear el "empate catastrófico" en el que ha estado instalado el Congreso de los Diputados en los últimos cuatro meses. Es decir, la alianza busca sumar los votos de ambas fuerzas para evitar las consecuencias de la ley electoral, que perjudicas a los partidos menos votados en las circunscripciones más pequeñas.

El pacto con IU, ha dicho Iglesias, ha modificado una vez más el "tablero de juego". "Por fin hay una candidatura que puede ganarle las elecciones al PP y hacerle la remontada al PP", ha opinado. En este contexto, el secretario general de Podemos instará al PSOE a poner sus cartas encima de la mesa ya durante esta precampaña. "En esta campaña hay una pregunta fundamental y con quién están dispuestos a pactar: yo digo con el PSOE", ha mantenido. Sus cálculos apuntan a dos opciones: si Podemos supera a los socialistas, estos se verán obligados a elegir entre apoyar un Gobierno del PP con Ciudadanos o a intentar ponerse de acuerdo con Podemos.

Iglesias ha negado también que la coalición con IU, cuyo preacuerdo establece que las dos formaciones harán campaña por separado, pese a tener algún acto conjunto, suponga un regreso al eje de la izquierda y la derecha, en el que tradicionalmente se ha librado la disputa política. El líder de Podemos sigue defendiendo otra contraposición: la de arriba-abajo. "Claro que es una campaña de arriba-abajo, porque la realidad de España es que sigue habiendo una mayoría social que sigue padeciendo los recortes y una minoría de privilegiados con cuentas offshore".

Más información