Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

41 hospitales cuentan con unidades de custodia hospitalaria para presos

Estos módulos especiales están destinados a reclusos que necesiten ser ingresados

Un agente en la Unidad de Custodia Hospitalaria en Alcorcón.
Un agente en la Unidad de Custodia Hospitalaria en Alcorcón.

Los escasos muebles están atornillados al suelo, los armarios no tienen puerta, hay barrotes en las ventanas y los espejos están hechos de un material que, si se rompe, no corta. Así son las habitaciones de la Unidad de Custodia Hospitalaria (UCH) que este lunes se ha inaugurado en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, en Madrid. Con este estreno ya hay 41 centros sanitarios que cuentan con un módulo de este tipo en España, destinados a dar asistencia a reclusos de centros penitenciarios cercanos que tengan la necesidad de ser ingresados por convalecencias u operaciones quirúrgicas.

El de Alcorcón está ubicado en una esquina del hospital, lejos del grueso de las habitaciones. Para entrar hay que atravesar dos puertas de material reforzado que se abren desde un control aledaño en el que un policía hace guardia. En cada esquina del techo sobresalen pequeñas cámaras que ayudan a los agentes a monitorizar cada recoveco. Todos los objetos y muebles son "antivandálicos", hechos de materiales que no pueden ser empleados como objetos cortantes o contundentes. En total, ha costado 640.000 euros.

El director general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, ha destacado durante la inauguración de la UCH que esta instalación puede atender hasta 11 pacientes de forma simultánea. También ha detallado que está adaptada para personas con discapacidad y que cuenta con una habitación de aislamiento para reclusos potencialmente peligrosos. Por medidas de seguridad, no ha precisado el número de agentes que vigilarán la UCH.

A preguntas de los periodistas, ha explicado que, si bien es difícil prever el nivel de ocupación medio, este podría oscilar entre los cuatro o cinco pacientes. Este centro en concreto está concebido para dar cobertura a los internos de las cercanas cárceles de Navalcarnero y Aranjuez que necesiten ser ingresados, aunque podría atender a algunos procedentes de otros centros.

60.000 reclusos

Julio Zarco, director general de Atención al Ciudadano de la Comunidad de Madrid, ha señalado que estos centros están pensados para garantizar el derecho a la asistencia sanitaria de los presos, de modo que puedan ser atendidos "de forma tan digna" como el resto de ciudadanos. Antes de que se abrieran estas instalaciones, los reclusos también recibían toda la atención médica que requerían, pero en los casos en los que los médicos prescribían ingresos u operaciones, lo hacían bajo custodia policial en habitaciones convencionales.

Modoaldo Garrido, director gerente del hospital, ha explicado por su parte que el resto de pacientes pueden estar tranquilos porque las medidas de seguridad con las que cuenta la UCH, tanto en los accesos como en el interior del recinto, son muy altas.

En España, según datos de Instituciones Penitenciarias, hay más de 60.000 reclusos, el 92% hombres. En esta cifra no se incluyen los de Cataluña, ya que esta comunidad tiene transferidas las competencias de prisiones. Y en el caso del País Vasco, Interior gestiona las prisiones, pero la asistencia sanitaria de los presos corre a cargo del Servicio Vasco de Salud, Osakidetza. Fuentes del organismo dependiente del Ministerio del Interior han señalado que se prevé abrir más UCH con el fin de garantizar la atención sanitaria a la población reclusa española.

Más información