Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos llama a concentrarse en las plazas por los refugiados

Pedro Arrojo critica el acuerdo con Turquía: "Si dejamos que ocurra, la crisis económica acabará derivando en una crisis moral"

Los tres diputados de Podemos en huelga de hambre, ayer en el Congreso.
Los tres diputados de Podemos en huelga de hambre, ayer en el Congreso.

Podemos quiere volver a las plazas y varios de sus cargos buscan reactivar, aun a título personal, la movilización social en favor de muchas de las causas del 15-M. Cuatro diputados de la formación emergente iniciaron el pasado sábado una huelga de hambre que se prolongará a lo largo de la semana en señal de protesta contra “la actitud vergonzosa no solo del Gobierno sino también de UE” que, en su opinión, está detrás del acuerdo con Turquía para deportar a las víctimas de la guerra en Siria. Estos representantes, entre los que se encuentran Jorge Luis Bail, Eduardo Santos y Miguel Anxo Fernán Vello (de En Marea), llaman a participar en unas “vigilias”, convocadas para este viernes en varias ciudades, en apoyo de los refugiados. La movilización, alentada no solo por Podemos sino también por distintos colectivos y plataformas ciudadanas, quiere “coordinar las múltiples iniciativas que están saliendo, a veces de una parroquia, a veces de una comunidad de vecinos”.

Así lo explica en declaraciones a EL PAÍS Pedro Arrojo (Madrid, 1951), uno de los parlamentarios en huelga de hambre. “Tenemos el antecedente del 15 de mayo, que todos recordamos con ilusión, como un resurgir de la desesperanza. Hay gente que está pensando y que tiene mil ideas. Entonces, lo que pensábamos hacer era una cita común para que la gente empiece a organizar este movimiento. Hablamos de hacer una vigilia. Reflexionando, y de manera que de ahí salga un movimiento humanitario”, afirma Arrojo. “Si dejamos que esto ocurra”, opina en relación con la gestión de la crisis de los refugiados, “la crisis económica acabará derivando en una crisis moral. Nos rompe el espíritu europeo”.

Profesor de la Universidad de Zaragoza, Arrojo recuerda que sus abuelos fueron refugiados en Mëxico destaca la necesidad de convertir la "indignación" en una red organizada. "Esta indignación que constatamos a nuestro alrededor hay que transformarla en movimiento ciudadano, un movimiento pacífico, pero un movimiento masivo". La iniciativa empezó a fraguarse en Zaragoza hace unos meses, y ha estado debatiéndose, entre otros colectivos, con la federación aragonesa de solidaridad o con la federación de barrios.

Este físico, experto en economía del agua alerta contra los riesgos de “encerrarse en una burbuja parlamentaria”. Lo vio, asegura, en el debate celebrado en el Congreso de los Diputados, donde el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, defendió el pacto entre la Unión Europea y Turquía. En su opinión, se trató de un “ejercicio de cinismo”. “Ese nivel de cinismo me encoge el alma, salí agotado de ese Pleno, salí hecho polvo”, explica. “La falta de voluntad política es obvia”, denuncia. Por eso, llama a movilizarse contra lo que considera una amenaza para el proyecto europeo. “Esto nos rompe la democracia”.