Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manos Limpias y Ausbanc trataron de extorsionar a la Infanta y a Blesa

Los líderes de ambas organizaciones, Miguel Bernad y Luis Pineda, detenidos este viernes, están siendo investigados por presentar querellas y retirarlas a cambio de dinero

Luis Pineda llega a la sede de Ausbanc para proceder a su registro.

Miguel Bernad, secretario general y líder de Manos Limpias, y Luis Pineda, presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), fueron detenidos este viernes por extorsionar a instituciones y personas, a las que supuestamente exigían grandes cantidades a cambio de retirar las querellas que habían presentado contra ellos. Entre los chantajeados figura, según fuentes judiciales, la infanta Cristina de Borbón. Manos Limpias reclamó a la defensa de la hija de Juan Carlos I, tres millones a cambio de retirar la acusación contra ella en el caso Nóos. Otro extorsionado es el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

El juez Santiago Pedraz y la Fiscalía de la Audiencia Nacional precipitaron la operación contra Manos Limpias y Ausbanc después de que el pasado miércoles se filtrara que la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) estaba investigando por extorsión a ambas organizaciones. Miguel Bernad, cabecilla de Manos Limpias y dirigente en el pasado del partido ultraderechista Fuerza Nueva, fue detenido en su domicilio en Madrid a primera hora de la mañana.

A su amigo y correligionario ultra Luis Pineda le estaban esperando los agentes a pie de AVE en la estación de Atocha, adonde llegó a las 11.15 procedente de la Feria de Abril de Sevilla. Pineda no pudo asistir a la rueda de prensa que había convocado a mediodía a las puertas de la Audiencia Nacional. El presidente de Ausbanc pretendía presentarse en los juzgados para “recabar datos” y “solicitar información” sobre la investigación filtrada los días anteriores. En su lugar, tuvo que conformarse con salir del tren haciendo la V de victoria con los dedos y diciendo que iba a “acompañar” a los dos agentes de la UDEF que le custodiaban a “visitar la sede de Ausbanc”.

Sede de Manos Limpias en Madrid, esta mañana.
Sede de Manos Limpias en Madrid, esta mañana.

La fiscalía abrió la causa contra Ausbanc y Manos Limpias el 24 de febrero de 2015. Según la acusación pública, desde entonces “se han podido obtener suficientes indicios” de que los detenidos utilizaban sus entidades, en teoría sin ánimo de lucro, “para su enriquecimiento personal” mediante “prácticas de extorsión a entidades financieras o personas vinculadas a las mismas”.

Además, según las pesquisas, obtenían ayudas públicas fraudulentas y realizaban “otras prácticas delictivas” como la “retirada de la acción penal en algunos procesos previa exigencia de importantes cantidades de dinero”. Estas prácticas se realizaron “de forma organizada y prolongada en el tiempo” y dieron a la organización unos beneficios de unos cuatro millones de euros, según la investigación.

Entre las víctimas de la extorsión figuran la infanta Cristina y el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, quien no denunció la supuesta extorsión. Según fuentes judiciales, los imputados exigieron a la defensa de la hermana del Rey el pago de tres millones de euros a cambio de retirar la acusación contra ella. Manos Limpias ejerce la acusación contra la Infanta en solitario. Si desistiera de la acusación, ella quedaría automáticamente absuelta.

Fuentes próximas a Blesa confirman que el expresidente de Caja Madrid también fue tentado, sin éxito, por Manos Limpias para pagar a cambio de que se retirara la querella contra él por la compra del City National Bank of Florida. El juez Elpidio Silva envió en dos ocasiones a prisión provisional al banquero por esta causa, finalmente archivada. El magistrado acabó condenado por prevaricación por esta actuación.

Registro en la sede de Ausbanc.
Registro en la sede de Ausbanc.

Operación Nelson

En las últimas semanas, según fuentes judiciales, desde dentro de una entidad bancaria se alertó a Pineda de que la Audiencia Nacional le estaba investigando. El contacto del presidente de Ausbanc le avisó de que había llegado a su sucursal una petición de información de la UDEF sobre sus cuentas. Este chivatazo será investigado dentro del mismo sumario.

En la operación policial, bautizada como Nelson, fueron detenidas otras nueve personas vinculadas a Manos Limpias y Ausbanc en Sevilla y Madrid. Por parte de Ausbanc son: Francisco Javier Castro Villacañas (abogado y periodista); Ángel Garay Echevarría (adjunto al presidente); Alfonso Sole Gil (tesorero); María Teresa Cuadrado Díez (esposa de Luis Pineda y delegada en Madrid); Rosa Isabel Aparicio Fernández (responsable de eventos); Luis María Suárez Jordana (director de Publicaciones); Ramón Perfecto Rodríguez Martínez y José Marín Rodríguez (delegado de Ausbanc en Sevilla). Por parte de Manos Limpias fue detenido, además de Bernad, el abogado sevillano José María Gómez de León.

En la causa se investigan supuestos delitos de extorsión, fraude de subvenciones, estafa, delitos contra la Hacienda pública, blanqueo de capitales y organización criminal. Según las mismas fuentes, el juez Pedraz no contempla “en ningún caso” la suspensión de actividades de Manos Limpias y de Ausbanc.

Investigarán la filtración

La actuación se ha acelerado debido a las filtraciones sobre la pesquisa, hasta el punto de que Ausbanc había emitido un comunicado en el que alertaba de que la fiscalía de la Audiencia Nacional estaba tras sus pasos. Fuentes de la investigación sitúan en torno a los cuatro millones de euros el supuesto beneficio ilícito obtenido por la trama. La policía y la fiscalía llevan meses investigando una serie de denuncias contra la asociación por extorsión a diversas entidades.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha subrayado que, pese a encontrarse la investigación bajo secreto sumarial, "en los últimos días se han publicado en diversos medios de comunicación datos de la investigación". Esta filtración, dice el departamento dirigido por Javier Zaragoza, "ha perjudicado seriamente el desarrollo de la instrucción judicial y la eficacia de las diligencias de investigación".

El juzgado de Santiago Pedraz ha abierto una investigación sobre el origen de este chivatazo, cuyo objetivo, según la fiscalía, "no puede ser otro que el de frustrar el buen fin de la instrucción". Según el ministerio público, esta filtración "representa un acto de colaboración con la organización" criminal investigada. La fiscalía advierte de que "se investigarán y depurarán en su caso las responsabilidades penales procedentes".

Malestar en la banca

Hace años, la banca manifestó su malestar por las enormes cantidades que se veían “obligados” a destinar en publicidad en revistas de Ausbanc si no querían ser atacados en esas mismas publicaciones. Solo Caja Madrid, primero, y el BBVA, después, se negaron a aceptar el chantaje. La respuesta de Ausbanc se reflejó en exagerados y deformados artículos. El resto de los bancos ha pagado durante décadas, bien por anuncios, por suscripción o por supuestas participaciones en actos de la asociación. En 2007, Crédit Services denunció a Luis Pineda, presidente de Ausbanc, por extorsión en un caso similar.

Desde hace unos años, además de la amenaza de los artículos, Ausbanc intimidaba con abrir causas judiciales. Para esta labor, se asoció con Manos Limpias, según la investigación. Pineda y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, mantienen una amistad desde hace años y han estado relacionados con los ambientes ultraderechistas. En 1980, cuando Pineda pertenecía a las juventudes de Fuerza Nueva, fue condenado por asalto a mano armada en el piso de una anciana en Madrid.

En el marco de las pesquisas policiales se incluyen casos concretos, algunos de ellos han gozado de gran repercusión mediática en los últimos años. Las fuentes detallan como en una ocasión la trama llegó a exigir el pago de tres millones de euros a cambio de retirar una acusación en los tribunales.

Ausbanc (Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios), se presenta en Internet como una entidad española privada constituida en el año 1986 bajo el eslogan "lucha por tu dinero". Cuenta con más de 100 abogados repartidos en 30 oficinas ubicadas en distintas comunidades autónomas. Por su parte el sindicato Manos Limpias ejerce la acusación en multitud de casos, algunos de ellos tan trascendentes como el caso Noos. Su participación permitió que la infanta Cristina se sentase en el banquillo de los acusados.

Virginia López-Negrete, letrada de Manos Limpias, ha emitido un comunicado en el que señala que "solo puede responder" por ella misma. López-Negrete aclara que es una abogada externa. "Manos Limpias es mi cliente. Como tal cliente, no puedo conocer ni responder de sus movimientos, lo mismo que ocurriría con cualquier otro cliente de mi despacho", ha añadido la letrada de la acusación popular en el caso Nóos. "Tan sólo puedo responder por mí. Nunca he negociado ni permitido que se negociara nada en relación con la retirada de la acusación a la infanta Cristina ni de ningún otro imputado/acusado del caso Nóos.

Hacienda inspeccionaba a Pineda desde 2014

La Agencia Tributaria había iniciado una investigación contra Luis Pineda por supuestas infracciones fiscales en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los años 2011 a 2013 y en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) entre el primer trimestre de 2012 y el último trimestre de 2013.

Pineda ha sido citado el próximo 26 de abril para justificar ante la Delegación Especial de la Agencia Tributaria de Madrid “los importes consignados como rendimientos del trabajo” en aquellos ejercicios fiscales. También deberá presentar los contratos sobre "relaciones comerciales, laborales o de cualquier tipo de la sociedad" y los libros de gastos, bienes de inversión y facturas emitidas y recibidas durante esos años.

Más información