Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La concejal que se mudó a Chicago acude al pleno tras la polémica

La edil de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) acusa a la alcaldesa de desvío de subvenciones

"Vaya al juzgado", responde la regidora a López, que intentó estar en un pleno por Skype

El Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) ha celebrado este martes un pleno que nada ha tenido de ordinario. La presencia de la concejal Carmen López, expedientada por Ciudadanos tras reclamar al Consistorio que costease sus vuelos desde Chicago, ha congregado en el pequeño salón de plenos a decenas de medios de comunicación. Es la primera vez que la edil acude a esta reunión desde que hace unos meses se marchara a vivir a Estados Unidos por motivos laborales de su marido. "He venido sin que se me haya notificado en tiempo y forma. Vengo muy nerviosa, pero con los deberes hechos", ha reconocido López a su llegada al Consistorio. Su asistencia se suma a la polémica que ha generado su posado y entrevista en la revista Interviú.

El reducido aforo del salón de plenos (de unas 24 personas) ha propiciado los primeros momentos de tensión. Tanto dentro como fuera del Consistorio, donde una decena de vecinos esperaba para poder entrar en la sesión. "He pedido a la alcaldesa que, ante la afluencia de público, se trasladara la reunión al centro cívico, como se hizo para su investidura, pero se ha negado", ha asegurado López a los medios de comunicación. "Jurídicamente, eso no se puede hacer", ha señalado ya en el pleno la regidora, Carmen Herrera (PSOE). El momento más tenso se ha vivido cuando López ha acusado a la alcaldesa del desvío de subvenciones y de contrataciones a dedo. "Si usted cree que lo ha habido, vaya al juzgado. No se lo voy a permitir, vaya al juzgado", le ha reiterado la socialista. "Lo que queremos es que este pleno se celebre como uno más", ha añadido.

Ante su marcha a Chicago, López pidió al Ayuntamiento que costeara sus billetes de avión para acudir a los plenos, después de que, según ella, el Consistorio se negara a que participara por videoconferencia. "Durante estos meses, la comunicación con el Ayuntamiento ha sido unilateral. Mis propuestas y escritos han obtenido el silencio como respuesta. Ni se me ha notificado en tiempo y forma", ha asegurado la edil en varias ocasiones, quien recuerda que no cobra por este cargo. "Sé muy bien, porque así me lo ha dicho el secretario, que se le ha informado puntualmente de todo", le ha replicado Herrera. La concejal mantiene que ha rechazado renunciar al acta, ya que esta pasaría a su número dos o tres, que abandonaron el partido tras el apoyo de Ciudadanos para aupar a Susana Díaz como presidenta de la Junta y que no quieren renunciar al escaño. Asimismo, ha asegurado que está intentando poder quedarse en España. "Pero aquí solo come el que tiene enchufe", ha señalado.

Carmen López en la portada de la revista Interviú.

Sobre su entrevista en la conocida revista, López ha asegurado que lo ha hecho para "limpiar su imagen y luchar por la verdad". "En 2007, [Albert] Rivera ya hizo un posado porque nadie lo escuchaba; en 2010, la cúpula del partido hizo otro con la campaña Rebélate... Mi posado también es reivindicativo, es la única manera que los corruptos me han dejado para poder trasladar a los pueblos de España mi voz, que es una voz de lucha anticorrupción y una voz de profundo respeto al interés general", defiende la edil, quien achaca a esto su campaña de desprestigio. "No lo he hecho por dinero", ha aclarado a las puertas del Ayuntamiento antes de señalar que la revista solo le ha cubierto los gastos para viajar a España. 

En cuanto a su polémico traslado a Chicago, la concejal defiende que informó al partido a través de un burofax, pero que no obtuvo respuesta. "Le pedí a mi partido que articulase medidas para poder mantener el cargo de concejal, ya que el número dos y tres de la lista habían dejado Ciudadanos", mantiene. La dirección regional del partido abrió un expediente de expulsión a López, ya que su petición "no se corresponde con los valores y la forma de trabajar" de la formación. Pese a que el partido asegura que está expulsada, la edil mantiene que está a la espera de que se resuelva el recurso interpuesto y no descarta acudir a los tribunales cuando sea firme porque incurre en "un supuesto delito de injurias". Por su parte, Rivera aseguró ayer que el expediente a la edil fue "una cuestión ética y estética incluso". "Actuamos si alguien no cumple con la carta ética que ha firmado, si en unas horas alguien no cumple algo y actuamos, es lo que nos pide la ciudadanía", puntualizó.

Ya a finales de septiembre, López intentó participar en un pleno extraordinario a través de Skype. Su padre acudió a la reunión y con su teléfono móvil contactó con ella por videoconferencia. La concejal, sin embargo, no pudo intervenir porque la alcaldesa ordenó el desalojo del hombre por "alteración" del desarrollo de la sesión plenaria. Tras el pleno, la alcaldesa señaló que la participación de López por videoconferencia "no tiene cobertura legal, porque no está contemplado en el reglamento orgánico del propio Ayuntamiento", aspecto que desmintió la edil.