Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desayuno con amigos, últimos informes y reunión por Skype

Iglesias busca demostrar que "un país que ya ha cambiado" puede cambiar el Gobierno

Pablo Iglesias, a la derecha, reunido con su equipo Ampliar foto
Pablo Iglesias, a la derecha, ayer por la tarde con su equipo. De izquierda a derecha, Laura Casielles, responsable de comunicación, Irene Montero, jefa de gabinete, y Ángela Vázquez.

El candidato de Podemos a La Moncloa, Pablo Iglesias, lleva centrado exclusivamente en la campaña del 20-D desde que el pasado 27 de octubre dejara su escaño en el Parlamento Europeo. Tan solo unos días después, EL PAÍS anunció la celebración del debate que se emite a partir de las 21.00 de hoy. Desde ese momento, Iglesias comenzó a preparar la cita con su equipo de confianza, encabezado por Íñigo Errejón, director de campaña, e Irene Montero, jefa de su gabinete.

El líder de Podemos terminará hoy de afinar sus argumentos para un encuentro que le lanzará de lleno a la carrera electoral, al igual que sus contrincantes. Ayer, Iglesias se despertó a primera hora y salió a hacer deporte —como a menudo hacía también en Bruselas y en Estrasburgo— por Vallecas, el barrio de Madrid en el que vive. Más tarde quedó a desayunar con unos amigos a los que no veía desde hacía tiempo. Después, como suele hacer a diario, leyó la prensa y repasó los últimos informes y argumentarios elaborados por su equipo, en el que destaca también el abogado Rafael Mayoral. Con todos ellos Iglesias se comunica habitualmente a través del servicio de mensajería instantánea Telegram. Pero ayer, después de comer, mantuvo una reunión por Skype, un programa de llamadas y videoconferencias a través de Internet, para actualizar y analizar la estrategia de campaña, que oficialmente comienza el próximo viernes.

El candidato de Podemos pasó el resto de la tarde del domingo descansando, antes de acudir a La Sexta para ser entrevistado por Ana Pastor. Hoy Iglesias centrará sus esfuerzos en tratar de convencer al elevado porcentaje de electores indecisos y en demostrar que, según recuerda Montero, “un país que ya ha cambiado” tiene ahora la oportunidad de entrar con fuerza en el Parlamento.

Más información