Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos no incluye en su programa el referéndum catalán

La votación será la principal baza de la coalición catalana de Podemos, En Comú Podem, que lo defenderá en su plan

El número uno de En Comú Podem por Barcelona, Xavi Domènech, con Ada Colau Ampliar foto
El número uno de En Comú Podem por Barcelona, Xavi Domènech, con Ada Colau.

Podemos ha excluido de su programa electoral un referéndum soberanista en Cataluña y solo apuesta por garantizar que los Gobiernos autónomos puedan realizar “consultas” a los ciudadanos “sobre el encaje territorial del país”. Y ello pese a que Pablo Iglesias, líder del partido, había sellado su compromiso inequívoco con el referéndum tras el 27-S. La dirección asegura que su decisión no implica renuncia alguna. La votación es la principal baza de En Comú Podem, la coalición de izquierdas impulsada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para el 20-D.

La cúpula de Podemos deja así la defensa directa del referéndum en manos de la candidatura En Comú Podem, que comparte con Barcelona en Comú, la plataforma que aupó a Colau a la alcaldía, Iniciativa y Esquerra Unida. De hecho, En Comú Podem presentará este domingo su propio programa que contemplará el referéndum vinculante. Esta circunstancia llevará a la formación de Iglesias a plantear dos campañas, prácticamente paralelas: habrá una estrategia catalana con una apuesta inequívoca por la votación, y otra estatal, donde el mensaje quedará más difuminado.

El apartado sobre las consultas

1. “Reconoceremos constitucionalmente la naturaleza plurinacional de España, como también aseguraremos el derecho de los Gobiernos autonómicos a celebrar consultas a la ciudadanía sobre el encaje territorial del país”.

2. “Recuperaremos el respeto como fundamento básico de las relaciones entre los Gobiernos y los Parlamentos territoriales del Estado”.

3. “Iniciaremos un proceso de cambio constitucional orientando a resolver, entre otros, los problemas de estructuración territorial del Estado y evaluaremos y debatiremos sobre las experiencias de Reino Unido y Canadá”.

<La exclusión del referéndum no causó ayer ninguna reacción contraria en En Comú Podem. Su cabeza de lista, el historiador Xavier Domènech, colgó una fotografía en las redes sociales sonriente junto al número dos de Podemos, Íñigo Errejón, diciendo: “Ganamos el derbi. Ahora, juntos ganaremos el referéndum”. Fuentes de En Comú Podem relativizaron la ausencia del referéndum: “Es verdad que el término no figura en el programa de Podemos, pero también que Iglesias lo defendió ayer mismo en una conferencia. Nuestra candidatura es de obediencia catalana”.

La decisión de Podemos deja, en cualquier caso, en una situación delicada a la candidatura apadrinada por Colau. Domènech tildó hace semanas de “histórica” la defensa que hizo Iglesias del derecho a decidir en La Moncloa tras entrevistarse con Mariano Rajoy y ayer mismo reiteró en un acto en Tarragona: “El compromiso de Podemos es público y notorio para consultar a la ciudadanía catalana en un referéndum vinculante”.

Lograr grupo propio

El objetivo de En Comú Podem es lograr un grupo propio en el Congreso, pero su eventual fuerza está directamente unida a Podemos. La última encuesta del Centro de Estudios de Opinión indicaba para ese partido en Cataluña una clara tendencia a la baja. La exclusión del referéndum sorprendió a los ecosocialistas. De hecho, tras los pésimos resultados del 27-S, Iglesias afirmó que querría que la democracia española se pareciera a la británica y aplicara en Cataluña la misma solución que en Escocia. Esa postura la refrendó en el programa Salvados, donde debatió con Albert Rivera con esta frase: “Cualquier referéndum es vinculante y no tengo ningún miedo. Si soy presidente, no solo lo voy a permitir sino que lo voy a promover para decirles a los catalanes: ‘Quedaos con nosotros”.

La coalición Catalunya Sí que es Pot, integrada por ICV, Podem y EUiA, es la única que apuesta por la votación para desatascar el conflicto. Cuando se aprobó la declaración independentista Lluís Rabell, presidente del grupo, defendió una resolución de ese cariz para reconocer a Cataluña como sujeto político soberano y generar un mandato democrático en un referéndum.

Podemos ha incluido en su proyecto de reforma de la Constitución el “derecho a decidir”. Defiende habilitar un mecanismo que permita consultas vinculantes por ley en las autonomías. Su sensación es que solo se activará tras la reforma. Por ello, Iglesias apuesta por organizar una consulta al amparo del artículo 92 de la Ley Fundamental, aunque sin efectos jurídicos. Es la misma que quiso usar, sin éxito, el Parlament para el 9-N. La situación está tan enconada en Cataluña que la consulta parece ya una pantalla superada.

Más información