Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en medicamentos crece al ritmo del PIB

Los farmacéuticos ya no tendrán que dar prioridad a los genéricos cuando tengan que dispensar una receta

Una farmacia dispensa medicamentos.
Una farmacia dispensa medicamentos.

El mercado de los medicamentos en España crecerá en 2015 un 2,8% si se suman las ventas en farmacias y las de los hospitales, de acuerdo con los datos presentados por Pedro Luis Sánchez, director de Estudios de Farmaindustria, la patronal de los laboratorios innovadores. La cifra corresponde a una vieja aspiración del sector: que se les permitan incrementos al ritmo del PIB, que este año se prevé que en España ronde el 3%. Aunque, en verdad, para el sector este aumento debería ser superior, dijo Humberto Arnés, director general de la patronal, durante un seminario con periodistas en Antequera (Málaga) al que Farmaindustria invitó a EL PAÍS. Ello se debe a que se trata de un sector que aporta mucha innovación (representa el 20% de la inversión en I+D), el segundo en productividad del país.

La otra buena noticia para el sector es que hoy se ha publicado en el BOE la Ley General de Presupuestos y, en ella, se incluye que los farmacéuticos ya no tendrán que dar prioridad a los medicamentos genéricos cuando tengan que dispensar una receta. Hasta ahora, a igualdad de precio, el boticario tenía que entregar una versión genérica del producto recetado y no el de marca (que era el original). Esto se hizo para potenciar una industria, la de los genéricos, que estaba comenzando y en la que compiten muchas industrias medianas españolas.

Frente a las quejas de que los genéricos están poco implantados en España, Aeseg, la patronal de los laboratorios que fabrican estos productos, calcula que son el 38% de los medicamentos consumidos. Pero Farmaindustria hace otro cálculo: el de productos que se venden a precio de genérico. Esto incluiría, por ejemplo, no solo todas las ventas de ácido acetil-salicílico, sino que incluiría las de aspirina, que es la marca original. En ese caso, las ventas representan el 47,9% del mercado en euros y un 78,3% del mercado en euros, dijo Sánchez, lo que pondría a España al nivel de otros países europeos con más implantación de genéricos.

En cambio, Farmaindustria ve con preocupación que el Gobierno no ha aprobado el real decreto previsto de precio y financiación de los fármacos. Se trata, dijo Arnés, de fijar las condiciones para la entrada de nuevos productos y establecer las condiciones para fijar lo que deben costar; es lo que la patronal considerará un “marco estable”. Emili Esteve, director del Departamento Técnico de Farmaindustria, admitió que el borrador actual no les gusta, pero a estas alturas de legislatura lo más probable es que el borrador no llegue a publicarse y no se sabe qué pasará después de las elecciones.

Este marco estable será cada vez más importante. Arnés dijo que había muchos medicamentos nuevos por llegar que van a ser muy caros, y que hay que definir claramente cómo se va a fijar su precio, su financiación y asegurar que lleguen a todos los pacientes por igual. Al respecto, afirmó que la patronal tiene hecho un estudio sobre lo que tardaba España en aprobar un medicamento nuevo una vez que este había recibido el visto bueno de Bruselas, y que también habían medido lo que tardaban las comunidades en usarlo y en qué medida. Arnés se negó a dar los detalles, ya que afirma que crearía “alarma social”, y admitió que el sector lo usa para negociar con las comunidades. En un ejemplo inconcreto que puso, lo que dijo fue que había diferencias de tasa de uso de las innovaciones que variaban hasta un 100% entre comunidades.