Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los examinadores de Tráfico elevan la presión con una huelga total

Más de un centenar de funcionarios se concentra al mediodía ante la sede de la DGT

Un examinador se concentra ante la DGT, este miércoles.

El pulso continúa y adquiere este miércoles una mayor dimensión. Por primera vez, tras más de un mes de huelga y, según las cifras de los sindicatos, cerca de 60.000 pruebas del carné suspendidas, los examinadores de Tráfico han iniciado una jornada total de parón laboral. Hasta ahora, los funcionarios solo cesaban su actividad de forma parcial durante las tres últimas horas de cada día. "La presión de los trabajadores ha hecho mover ficha a la DGT con una propuesta. Pero esta es insuficiente y carece de concreción. Por eso vamos a la huelga", apunta CSI-F, el sindicato mayoritario dentro del colectivo, que ha cifrado el seguimiento de las movilizaciones de este miércoles en el 85% .

Los examinadores exigen a Tráfico que los resultados de las pruebas dejen de entregarse in situ para evitar las agresiones e insultos que sufren "a diario" —un punto que ha aceptado la DGT, aunque los sindicatos solo lo consideran “un avance”—. El colectivo también pide un aumento de los complementos retributivos; una reducción del número de pruebas que hacen cada día los funcionarios; y un refuerzo de las plantillas para garantizar que siga siendo un servicio público.

"Estamos mucho más cerca del acuerdo que antes", ha admitido este miércoles Manuel Santiago, representante de CSI-F en la mesa negociadora, tras conocer que la DGT ha citado a los sindicatos a un nuevo encuentro el próximo 26 de octubre. "En la cita, por primera vez, estará presente la responsable del organismo, María Seguí", han apostillado los representantes de los funcionarios, que se han concentrado al mediodía a las puertas de la sede de Tráfico en Madrid.

Entre los más de 100 manifestantes se encuentra Luis A., que ha aterrizado esta mañana en la capital tras salir en autobús desde Andalucía. "Esta huelga tiene sentido por la dejación de funciones que hace la DGT hacia el colectivo de examinadores", relata. A su lado, las pancartas recogen las principales consignas y reclamaciones de los examinadores: "No más agresiones, no más mentiras, no más promesas incumplidas"; "Examinadores en huelga por la dignificación de nuestro puesto de trabajo"; o "Examinadores de la Decepción General de Trabajadores".

Los manifestantes, ante la sede de la DGT, este miércoles.
Los manifestantes, ante la sede de la DGT, este miércoles.

Los sindicatos y la DGT ya acercaron posturas el pasado viernes. El organismo encabezado por María Seguí aceptó que, si así lo consideran los examinadores, no se tenga que entregar in situ el resultado de la prueba práctica. Los funcionarios aplaudieron ese avance, pero lo calificaron de "insuficiente". "Nosotros queremos que obligatoriamente no se dé el resultado y ellos dicen que sea voluntario. Eso puede dividir el colectivo entre los que dicen la nota, que serán los buenos, y los que no la dan", explica Luis A.

La huelga parcial, iniciada el pasado 14 de septiembre, proseguirá en los próximos días. Al menos, hasta el 26 de octubre, cuando se produzca el nuevo encuentro entre las partes. "El seguimiento ha ido aumentando, gracias a la demostración de fuerza que hemos hecho. La media, que era del 70%, ha subido este miércoles hasta el 85%", ha subrayado Santiago, que ha recalcado que se tomará la decisión de continuar o no con la huelga "en base a lo que la DGT oferte en la reunión del próximo lunes".

Más información