Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los examinadores mantienen la huelga pese a las cesiones de la DGT

Los sindicatos continúan con los paros parciales y la jornada de movilizaciones del día 21

Vehículos de autoescuela en el circuito de exámenes de Móstoles (Madrid).
Vehículos de autoescuela en el circuito de exámenes de Móstoles (Madrid).

El pulso prosigue. Los examinadores de Tráfico, en huelga parcial indefinida desde el 14 de septiembre, han decidido mantener el parón pese a las cesiones de la DGT; según han confirmado fuentes sindicales. El departamento encabezado por María Seguí aceptó el pasado viernes que los funcionarios no tengan que entregar in situ el resultado de la prueba práctica, si así lo consideran, por motivos de seguridad. Esta era la "principal" e "innegociable" exigencia de los trabajadores, que denuncian las constantes agresiones y los insultos diarios que sufren. "La propuesta, aunque es un avance en la postura inmovilista inicial, creemos que no responde a la petición planteada", ha reprochado el comité de huelga al organismo, que considera que esta medida puede suponer que la sociedad perciba la existencia de dos tipos de examinadores: los que entregan la nota y los que no lo hacen. "Lo que puede ocasionar más problemas", remachan los representantes del colectivo.

El comité de huelga insiste en que los resultados no se den nunca —"con carácter general" a los alumnos al terminar la prueba. Los trabajadores defienden que esta se comunique a través de las autoescuelas o, por ejemplo, mediante la página web de Tráfico. En este punto, la DGT ya anunció la pasada semana que trabaja en la creación de un sistema para que se publique en internet las calificaciones y los "interesados las consulten con su DNI y fecha de nacimiento".

CSI-F, el sindicato más representativo dentro del colectivo, anunció el 8 de octubre que incrementaría las movilizaciones y convocó para el 21 de octubre una jornada total de huelga. Hasta ahora, el parón consiste en que los funcionarios dejen de trabajar las tres últimas horas del día. "Mientras los responsables de la DGT no den respuesta a nuestras propuestas, este comité continuará con las convocatorias de huelga que actualmente están en vigor", recalcan este lunes los convocantes de los paros: la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), y los sindicatos CSI-F, USO y CGT. "De hecho, se estudia presentar una nueva convocatoria de huelga para jornadas completas", recalcan los representantes de los trabajadores.

Los sindicatos piden que la DGT destine una partida a mejorar los complementos retributivos

Las diferencias entre la DGT y los examinadores también se acentúan a la hora de abordar otra de las reclamaciones de los trabajadores: los sindicatos piden una mejora de los complementos retributivos específicos. Tráfico defiende que ese incremento salarial depende de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR), que ya estudia este punto. Mientras se aprueba, los sindicatos exigen que el departamento encabezado por Seguí destine una partida presupuestaria para el colectivo examinador y que, "de alguna manera, supla de forma provisional lo solicitado en el aspecto económico para estos puestos".

"Esta última, sería una medida transitoria, vinculada a la carga de trabajo", defiende el comité de huelga, que también ha propuesto que la directora general de la DGT firme un manifiesto donde asegure expresamente que el servicio de exámenes no se va a privatizar. "A pesar de que somos conscientes que esto puede caer en papel mojado", subrayan los sindicatos, que aceptan con reticencias la propuesta de Tráfico de crear un comité de trabajo técnico que evalúe, si es necesario, la reducción del número de pruebas por examinador. Los funcionares piden que se ponga por escrito que, como máximo, se hagan 12; frente a las 13 evaluaciones diarias contempladas actualmente.

Más información