Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Lugo da 2,9 millones a alcaldes del PP a días de la censura

La presidenta popular alega que son ayuntamientos castigados por el PSOE y BNG

Estos dos últimos partidos previsiblemente le arrebatarán el poder a los conservadores

La moción de censura registrada por el PSOE y el BNG para arrebatarle al PP el Gobierno de la Diputación de Lugo —y que se debatirá en pleno el próximo jueves— ha acelerado al máximo algunas tramitaciones en el palacio provincial. La presidenta del organismo, la popular Elena Candia, ha aprobado este martes, en una Junta de Gobierno extraordinaria, una partida de ayudas por 2,9 millones de euros para los 33 ayuntamientos de la provincia dirigidos por su partido. Para justificar el reparto de fondos, Candia apela al “equilibrio territorial” y a la “igualdad de los ciudadanos”, además de alegar que los Gobiernos locales que percibirán el dinero fueron “fuertemente castigados” por el bipartito de socialistas y nacionalistas que dirigió la institución hasta el pasado mes de mayo.

Tras la aprobación de los convenios con los alcaldes del PP, Candia ha asegurado que el anterior Gobierno provincial, presidido por el líder del PSOE gallego, José Ramón Gómez Besteiro, repartió entre enero y mayo de este año subvenciones por 3,5 millones de euros y “28 ayuntamientos de la provincia, de los que 26 estaban gobernados por el PP, no recibieron ningún tipo de ayuda”. La presidenta de la Diputación de Lugo ha acusado a los socialistas de haber mantenido esa “arbitrariedad” en la asignación del gasto público en los ocho años durante los que han dirigido la institución en coalición con el BNG. “En la última legislatura repartieron entre ayuntamientos afines el 93% de los fondos concedidos de forma excepcional”, ha añadido la popular.

El PSOE, por su parte, no solo niega las acusaciones de la presidenta popular, sino que eleva a cinco millones de euros el dinero repartido por Candia entre los ayuntamientos que están en manos de su partido. Los socialistas sostienen que además de los 2,9 millones de este martes, el gobierno provincial de Lugo aprobó el pasado 25 de septiembre otros siete convenios con ayuntamientos del PP por 1,3 millones. Y lo hizo, añaden, “fuera del orden del día de los asuntos de urgencia, es decir, por la puerta de atrás para intentar ocultar esta cacicada”.

Tras las elecciones locales del pasado mayo, PSOE y BNG anunciaron un pacto para reeditar una coalición de gobierno en la Diputación de Lugo. El bipartito se frustró, sin embargo, en el pleno de constitución de la corporación provincial cuando el diputado socialista Manuel Martínez se negó a apoyar al candidato de su partido a la presidencia, un cargo que iba a ser para él pero del que fue descartado por estar imputado por malversación de caudales públicos. Martínez se ha reconciliado con su formación política y el jueves ha anunciado que posibilitará con su voto que el PSdeG recupere la presidencia de esta institución. Él ocupará un cargo en ese gobierno