Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco, “perplejo” por la imputación de Mas

Erkokeka (PNV) critica la falta de diálogo que supone la decisión del tribunal catalán

Artur Mas imputado por el 9N
Artur Mas este martes en Barcelona. REUTERS

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka (PNV), se ha mostrado "perplejo", después de conocer que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha imputado este martes, dos días después del 27-S, al presidente de la Generalitat, Artur Mas; a la exvicepresidenta Joana Ortega y a la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por la consulta sobre la independencia el pasado 9 de noviembre. Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, considera que Mas debe renunciar "de forma inmediata".

"Si lo que hoy nos dicen los titulares de prensa es fiel reflejo de lo que constituye la voluntad de diálogo del presidente del Gobierno, menudo buen diálogo parece que está diseñando o que quiere plantear con los representantes de la sociedad catalana", ha manifestado Erkoreka. El Ejecutivo vasco ha mostrado su "sorpresa" por una imputación que llega dos días después de que la candidatura independista de Junts pel Sí, de la que Artur mas es el número cuatro, obtuviese el mayor porcentaje de votos.

El portavoz del Gobierno vasco se ha pronunciado, además, sobre los resultados electorales de Cataluña, donde las candidaturas independentistas de Junts pel Sí y la CUP consiguieron la mayoría de escaños, pero no de votos. Erkoreka ha manifestado que los comicios han sido un "triunfo claro" de Junts pel Sí, y ha añadido que son ellos quienes ahora tienen que "tomar las decisiones y la iniciativa de cara a la conformación del Ejecutivo".

Según el dirigente del PNV, este es "un momento de diálogo y de negociación, con vocación de integración y de concordia". "Integración, de cara al interior, y concordia de cara al exterior", ha apuntado. Para el Gobierno vasco, la radiografía del nuevo Parlament deja en evidencia "que estamos en un estado plurinacional" y que son necesarias "soluciones, fórmulas y acuerdos de naturaleza eminentemente políticas". "No hay una manera de dar respuesta a una realidad tan heterogénea y plan plural desde el punto de vista nacional", ha afirmado.

Sin embargo, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha instado a Mas a que cese de su cargo. Según Cifuentes, "si hay una imputación de cualquier cargo público por un delito grave, debería haber una renuncia inmediata de la persona", pero ha matizado que "para algunos hay imputaciones de primera y de segunda", en alusión al Ayuntamiento de Madrid y a la Junta de Andalucía. La dirigente popular ha asegurado que su compromiso es que si en el Gobierno de la Comunidad de Madrid alguien es imputado por corrupción o un delito de especial gravedad el cese sería inmediato.

Por su parte, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha opinado que "mal anda un país cuando a alguien le imputan por preguntarle a un pueblo" y ha considerado que ello "habla de un sistema de democracia de baja intensidad, de baja calidad". Durante la clausura en Bilbao de unas jornadas organizadas por la Fundación Sabino Arana y el Partido Demócrata Europeo, Ortuzar  ha afirmado que la noticia le ha retrotraído a años atrás "cuando un lehendakari vasco fue también imputado por hablar con otros que pensaban distinto para ver cómo podíamos solucionar" el problema de la violencia en Euskadi, ha dicho en alusión a la imputación de la que fue objeto el exlehendakari Juan José Ibarretxe por reunirse con dirigentes de la ilegalizada Batasuna durante el alto el fuego de ETA de 2006.

A juicio del presidente del PNV, "mal anda un país cuando a alguien le imputan por preguntarle a un pueblo. Mal anda un país -ha agregado- cuando imputan a alguien por intentar resolver un problema tan grave como el del terrorismo". "En todo caso, habla de un sistema de democracia de baja intensidad, de baja calidad", ha considerado Ortuzar, quien ha afirmado que "esa democracia, la española, no es" la que gusta al PNV.