Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los animalistas denuncian fallos de seguridad en el último Toro de la Vega

El colectivo presenta dos escritos a Interior que cuestionan la suelta del morlaco con manifestantes y periodistas dentro del recorrido

Imágenes tomadas durante el transcurso del Toro de la Vega 2015

El enfrentamiento por la celebración del último Toro de la Vega, celebrado la pasada semana en Tordesillas (Valladolid), salta ahora a la Administración. Los representantes del Partido Animalista (Pacma) han presentado este lunes ante el Ministerio del Interior dos denuncias contra la organización del festejo por poner en riesgo la seguridad de los manifestantes antitaurinos y de los periodistas, ya que soltaron el morlaco cuando estos aún se encontraban dentro del recorrido —uno de los concentrados, incluso, encadenado a una señal de tráfico—; y, además, porque se vulneró el derecho de los reporteros a informar "libremente".

"Varias normativas prevén que, si la seguridad de los presentes se encuentra comprometida, el festejo debe retrasarse o suspenderse", subraya Sabina Sánchez, letrada de la formación animalista, que ha presentado las denuncias ante Interior al tratarse de sanciones administrativas previstas en leyes estatales, como la de Seguridad Ciudadana. Y, por tanto, son competencia de este departamento. "También trasladaremos otro escrito a la delegación de la Junta de Castilla y León en Valladolid, puesto que se incumplieron distintos preceptos del reglamento autonómico de festejos taurinos", apostilla la abogada.

Como comprobó EL PAÍS el mismo día del festejo, pese a que la Guardia Civil había informado por radio de que dos grupos de manifestantes se habían colocado dentro del trazado y que habían bloqueado un punto del recorrido, los organizadores soltaron a Rompesuelas, que pasó junto a los antitaurinos. "Estábamos atados", denunció uno de los concentrados. Por ello, Pacma ha denunciado al alcalde de Tordesillas, al delegado gubernativo presente en el Toro de la Vega y al director de lidia del torneo: "Son los responsables de que se vele por la seguridad, como recoge el reglamento autonómico". "Debían haber desalojado antes de soltar al animal. O, en el caso de que fuera inviable porque había mucha gente, haberlo suspendido", sentencia Sánchez.

Las denuncias del partido animalista, presentadas ante el ministerio encabezado por Jorge Fernández Díaz, también recalcan que "se vulneró el derecho de los periodistas y cámaras, a los que se impidió documentar libremente el festejo". Los defensores del Toro de la Vega agredieron a un reportero de televisión, increparon a los periodistas y coaccionaron de forma violenta a un fotógrafo para que borrase las imágenes que había captado y les entregase la tarjeta de su cámara —un incidente que acabó con un policía local identificando al propio reportero gráfico—.

Se vulneró el derecho de los periodistass, a los que se impidió documentar libremente el festejo

Partido Animalista

"No pararemos hasta la abolición de este festejo", ha afirmado Pacma este lunes tras presentar la documentación en Interior. El partido también prevé denunciar las irregularidades que cometieron los participantes del torneo: la muerte de de Rompesuelas se declaró "nula", tras incumplirse el propio reglamento del festejo. Según informó el Ayuntamiento de Tordesillas, se violaron tres puntos de este: se lanceó al toro desde la espalda, lo hizo más de una persona y la acción se ejecutó, además, en una zona no permitida.

La iniciativa de Pacma completa, además, una batería de medidas adoptadas contra el Toro de la Vega en los últimos días. El BNG ha registrado en el Congreso varias preguntas al Gobierno donde se asegura que las autoridades no garantizaron la seguridad al permitir que se soltase el animal con los manifestantes en el recorrido. En ese sentido, la Asociación Contra la Tortura y el Maltrato a los Animales (Actyma) anunció que ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Valladolid por presuntos indicios de infracción penal: "Con alevosía, presuntamente, estaba previsto soltar el toro aún estando activistas atados por su paso". Por su parte, el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ya salió en defensa de los agentes: "Lo único que se hizo fue respetar la ley y mantener el orden".

Más información