Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viuda y el hijo del batería de Los Piratas se personan como afectados

Baterías de toda Pontevedra acompañaron esta tarde a ritmo de percusión la entrada del féretro a la iglesia de Cabral

La familia del músico Javier Fernández, este viernes. ATLAS

La viuda y el hijo de dos meses de edad de Javier Fernández, el exbatería de Los Piratas conocido como Hal 9000, fallecido el miércoles tras recibir un disparo de bala de un agente de la Guardia Civil, se han personado este viernes en la causa judicial abierta en el Juzgado de Instrucción 2 de Ponteareas. De momento se han personado como parte, y no como acusación particular, en concepto de perjudicados por la muerte de Fernández.

El abogado que representa a la familia, Gerardo Gayoso, explica que una vez que se vayan conociendo las diligencias de la investigación, podrían cambiar el concepto y convertirse, "si fuera el caso", en acusación particular. Gayoso no ha podido leer aún el atestado policial que reclamó a la Guardia Civil el jueves y que ha recibido esta mañana al personarse como parte.

Los primeros trámites de la investigación judicial han coincidido con el funeral oficiado a primera hora de la tarde de este viernes en el cementerio de Cabral en donde decenas de baterías de la provincia de Pontevedra rindieron un emotivo homenaje al músico acompañando a ritmo de una solemne percusión la entrada del féretro a la iglesia de Santa Marina. Junto a los baterías, un centenar de personas -familiares, amigos y compañeros de Hal y de su viuda- acompañaron a la familia.

Entre los asistentes al funeral del músico fallecido han estado Iván Ferreiro, Fon Román, Paco Serén y Pablo Álvarez, que formaron con Javier Fernández el grupo Los Piratas, fundado en Vigo en 1991 y que se disolvió en 2004.

El juez ya ha puesto fecha para el inicio de las declaraciones de los testigos. Ha citado para prestar declaración el próximo día 2 de septiembre a los testigos presenciales del suceso: los dos guardias civiles que acudieron a la vivienda familiar, los tres sanitarios y el amigo de la víctima que, según precisa la familia, intentó impedir el disparo del agente que acabó provocando la muerte de Fernández. La familia citará a tres amigos que acudieron a la vivienda de la pareja cuando se produjeron los hechos. Ninguno de ellos prestó declaración en el cuartel de la Guardia Civil por indicación del abogado que tomó esa decisión cuando se le negó el acceso al atestado.

Carta de los amigos y alumnos de Javier Fernández

Los amigos y alumnos de Javier Fernández, el batería de los piratas abatido por un guardia civil en Pontevedra el miércoles, han publicado una carta en la que aseguran que "Javi era una persona metódica, voluntariosa, un artista y un gran músico pero como persona era todo cariño y preocupación por todos nosotros, sus amigos, sus compañeros, su familia. Con sus amigos de siempre no hablaba de música, hablaban de la vida y compartían lo que les pasaba".

En la misiva comentan que el músico fallecido "era siempre ejemplo de prudencia cuando nos apasionábamos demasiado con los temas que discutíamos. Siempre nos dábamos un gran abrazo al llegar y otro al marchar. Era el rey de los abrazos. Tenía su visión particular de la vida como artista quizá a veces un poco utópica pero estamos orgullosos de ser sus amigos tanto los que estábamos en el mundo de la música como sus amigos de siempre".

"Él con sus manos construyó su casa y esto sólo es cosa de personas excepcionales como Javi", recuerdan los allegados. "Compartió sus enseñanzas, consejos y cariño y fue amigo, hermano y consejero. Siempre estará en nuestros corazones porque los grandes nunca se van. La esencia de su grandeza permanecerá eternamente. Por siempre la inmensidad de su amor habitará en nuestros corazones".

La carta finaliza con emotivas palabras de recuerdo: "Por siempre inmenso, único, Hall. Gracias por todas las cosas que has hecho por nosotros y por todas las cosas que nos has enseñado. Siempre te recordaremos Hall y como tú decías: todo es vida, lo bueno, lo malo, los problemas, las preocupaciones. Todo es vida".

Más información