Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey acepta abrir el jardín de Marivent a petición de la izquierda

Felipe VI se reúne con la presidenta del Parlamento balear, del partido liderado por Iglesias

El Monarca también se encuentra en Mallorca con la presidenta del Gobierno autonómico

El Rey Felipe VI recibe a la presidenta del Parlamento Balear, Xelo Huertas (Podemos). Ampliar foto
El Rey Felipe VI recibe a la presidenta del Parlamento Balear, Xelo Huertas (Podemos). Getty Images

Felipe VI recibió ayer por primera vez a un cargo institucional de Podemos. La nueva presidenta del Parlamento de Baleares, Xelo Huertas, acudió al palacio de Marivent para reunirse con el Monarca y recordar las propuestas políticas de su grupo. Entre ellas se incluye la apertura de los jardines de Marivent, tal y como recoge el pacto de izquierdas firmado en Baleares con el PSOE y Més. El Rey se comprometió a estudiar la apertura de estos jardines. Antes de Huertas, el Monarca recibió a la presidenta autonómica, la socialista Francina Armengol.

Xelo Huertas, funcionaria municipal que estudió Ciencias Políticas y fue militante del PSOE, ha protagonizado el primer encuentro institucional de su partido con el monarca. Aunque Pablo Iglesias, líder de la formación, ya coincidió con el Rey en Bruselas, cuando le regaló la serie Juego de Tronos. En esta ocasión, la política ha estado más presente. Huertas ha informado de sus convicciones personas republicanas; aspecto que, según le ha contestado Felipe VI, ya las conocía y que las respetaba.

Huertas también ha comentado a la prensa que, durante la reunión, ha salido a escena la retirada del busto de don Juan Carlos en el Ayuntamiento de Barcelona y otros gestos simbólicos parecidos en diferentes instituciones de España. La propia presidenta del Parlamento retiró de su despacho oficial una fotografía oficial del Rey Felipe que su antecesora tenía en una mesilla en una esquina.

Pero este no ha sido el único tema abordado. En el plano de las reivindicaciones, Xelo Huertas ha reclamado al Rey que "en el siglo XXI" suspenda cóctel social que ofrece el miércoles día 5, en el palacio de la Almudaina, a una representación de varios centenares de personas de la sociedad civil de la isla. Podemos ya solicitó que la Casa Real destine los fondos ahorrados a ayudar a personas con necesidades de "un comedor social y alguna asociación".

Los Reyes Felipe y Letizia estrenaron el verano pasado esta fórmula coral de recepción en vez de la habitual cena protocolaria, en mesas cerradas con las autoridades civiles y cargos militares y policiales. Don Felipe ha contestado a la política de Podemos que no suspendería la cita abierta, pero que es un tema opinable, ha dicho Huertas. Felipe VI ha indicado a la presidenta del Parlamento que estos encuentros le sirven para conectar con muchos representantes de organizaciones y sectores sociales de Baleares en un solo encuentro, una forma para que la sociedad le traslade su parecer. El Rey, a su vez, ha recomendado a la presidenta del Parlamento que, cuando celebren un pleno en Menorca, tengan en cuenta la oferta del catering que tienen una asociación de discapacitados de la isla. Los Reyes tutelan en Menorca una fundación.

Encuentro con la presidenta autonómica

El Rey Felipe VI "cree que es necesario que existan espacio de diálogo con los presidentes autonómicos", ha declarado la presidenta de Baleares, la socialista Francina Armengol, tras reunirse también con el Monarca este viernes. Esta mañana, las cuatro principales autoridades baleares acuden a cumplimentar y conversar con el jefe del Estado en representación de la Comunidad balear, el Parlamento autonómico, el Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma, todos ellos gobernados por nueva mayoría de la izquierda tripartita (PSOE, Podemos y Més).

Francina Armengol, tras alabar la actitud del Rey, ha dicho que no quería hacer comparaciones. Pero de inmediato ha recordado que, desde hace semanas, ella espera una respuesta a su solicitud de entrevista con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el que tiene "muchas cosas que hablar". Concretó que "desgraciadamente" sigue sin recibir contestación y fecha para una cita.

El Rey se reúne con los tres grupos políticos que han propuesto abrir los jardines de Marivent al público

El Monarca ha recibido a los políticos insulares en su residencia de verano con traje gris y corbata negra, de luto por el reciente fallecimiento del abuelo materno de la Reina Letizia, Francisco Rocasolano. Además, el encuentro se ha celebrado en el complejo oficial de Marivent, de propiedad autonómica, en la que veranea y pasa las vacaciones de Pascua la Familia Real desde hace más de 40 años. El edificio y su recinto están cedidos en uso a la Familia Real desde 1973 y el mantenimiento lo asume su propietario, el Gobierno de Baleares. Una parte de las instalaciones de seguridad y terrenos es de Patrimonio Nacional.

Armengol ha ponderado a la prensa la posición de respeto y la disposición de Felipe VI de tratar la cuestión de la apertura del recinto ajardinado de Marivent. La presidenta ya despachó con el Rey en la Zarzuela, el pasado viernes, 24 de junio, en la ronda de audiencias con los mandatarios autonómicos y, entonces, comentó con el Monarca la pretensión del nuevo poder sobre Marivent. La Casa Real ya conocía detalles del tema porque el líder del PSOE, Pedro Sánchez, había trasladado a la Zarzuela el contenido del acuerdo político de Baleares, reclamado por Podemos y Més, ante la reticencia inicial del PSOE.

Para abrir los jardines se ha de buscar el sistema, la fórmula jurídica administrativa —y de seguridad— para facilitar a los vecinos la entrada en la zona forestal y ajardinada cuando la Familia Real no ocupe el palacio. Marivent, en la misma costa de la bahía de Palma, tiene más de 33.000 metros cuadrados, está rodeado de pequeño oasis de pinar y garriga monte bajo, una de las escasas parcelas no construidas en una masificada zona residencial y hotelera en la bahía de Palma.

Otro republicano explícito, el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, ecosoberanista de Més, que ha sido el último de los políticos que han acudido a Marivent, tras el alcalde de Palma, José Hila, del PSOE; también se ha manifestado políticamente a favor de la apertura de los jardines.