Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes Valencianas suspenden la compra de los iPhone 6 tras las críticas

Las acusaciones de despilfarro llevan a la Cámara a paralizar la decisión de adquirir 99 terminales valorados en más de 64.000 euros

iPhone 6 en las cortes valencianas
El Parlamento valenciano durante la sesión de investidura de Ximo Puig.

El presidente de las Cortes Valencianas, el socialista Francesc Colomer, ha decidido paralizar la compra del modelo iPhone 6 para los 99 diputados elegidos en las elecciones autonómicas del pasado 24 de mayo tras las críticas recibidas de despilfarro y falta de austeridad.

Colomer adopta la decisión horas antes de abandonar el cargo para ser nombrado director de la Agència Valenciana de Turisme. Su puesto en la Mesa de las Cortes será cubierto mañana viernes por Enric Morera, de Compromís, tal y como se pactó en el pacto de Gobierno suscrito con el PSPV que lidera Ximo Puig.

La paralización del contrato se produce tras el revuelo provocado por la decisión de las Cortes Valencianas de consignar 64.200 euros para la compra de teléfonos móviles para los 99 diputados. Una compra que adoptada por unanimidad de la Mesa del Parlamento en la que están representados todos los partidos: PSPV, Compromís, PP, Ciudadanos y Podemos.

Colomer ha argumentado esta mañana que no se trata de una rectificación porque el acuerdo no se ha llegado a firmar y que, a la vista de las críticas que ha desatado el gasto previsto, las Cortes intentarán modificar el convenio existente entre la Generalitat y Telefónica que han utilizado hasta ahora para buscar una alternativa más económica.

Los grupos parlamentarios, que hoy se han desmarcado de la compra de terminales iPhone 6, justificaron la compra porque los teléfonos eran gratuitos siempre que no se superase el límite de consumo pactado y porque las características técnicas de seguridad obligaban a seleccionar aparatos avanzados en detrimento de otros menos modernos.

Ayer miércoles Colomer ya avanzó: "es una decisión de todos los grupos porque ha sido la opción elegida por los servicios técnicos, pero si se tiene que revisar la decisión se revisará". El presidente de la Cámara puso el énfasis en que, simultáneamente, se había paralizado la contratación de los ordenadores personales de los diputados que estaban valorados en 130.000 euros.

Las críticas por la compra de los iPhone 6 fueron recibidas con malestar por parte de los grupos parlamentarios que consideran que necesitan los medios necesarios para desempeñar su trabajo con eficiencia. Un trabajo que, hasta ahora, ha estado dotado de una estación móvil compuesta por teléfono, ordenador y otros medios auxiliares.

Más información