Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La acusación popular recusa al tribunal del ‘caso Gürtel’

El escrito denuncia "amistad manifiesta" de Enrique López (ponente) y Concepción Espejel (presidenta) con el PP

Enrique López jura su cargo ante los Reyes en 2013. Ampliar foto
Enrique López jura su cargo ante los Reyes en 2013. EFE

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional tendrá que resolver un conflicto en el que se dirime la apariencia de imparcialidad de un tribunal ante uno de los escándalos de corrupción de mayor impacto social de la reciente etapa democrática: el caso Gürtel.

La Asociación de Abogados Demócratas de Europa (Adade), la primera acusación popular personada en el caso Gürtel, ha presentado en la Audiencia Nacional un escrito de recusación por "amistad manifiesta" e "interés directo e indirecto" en el litigio contra Enrique López y Concepción Espejel, dos de los tres magistrados que compondrán el tribunal que juzgue en 2016 a la trama de corrupción masiva vinculada al Partido Popular. En las próximas horas llegarán a la Audiencia Nacional otros escritos similares de recusación firmados por varias acusaciones populares, entre ellas la que representa el PSOE.

El escrito de Adade considera que "la independencia e imparcialidad" del magistrado Enrique López, que será el ponente de la futura sentencia, está en entredicho por su vinculación con el Partido Popular, considerado como "partícipe a título lucrativo" de los delitos cometidos por sus exaltos cargos en relación en el caso Gürtel. López fue, además de vocal elegido a propuesta del PP, magistrado del Tribunal Constitucional en la cuota que le correspondía al Gobierno de Mariano Rajoy. López tuvo que dejar ese puesto tras ser cazado por la Policía Municipal de Madrid cuando conducía borracho su moto de madrugada y se saltó un semáforo en rojo. Adade detalla en su escrito de recusación los cursos de FAES, la principal fundación del PP, en los que participó Enrique López, compartiendo mesa con Rafael Catalá, actual ministro de Justicia, y Carlos Clemente, exviceconsejero de Inmigración del Gobierno de la Comunidad de Madrid e imputado en el caso Gürtel.  Adade también apunta las colaboraciones periodísticas del magistrado López en el diario La Razón mostrando sus afinidades políticas.

Respecto a Concepción Espejel, presidente del Tribunal que juzgue el caso, el escrito de recusación de Adade alude a los "encendidos elogios" de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, hacia la magistrado durante la imposición de la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort. Adade recuerda que Espejel fue vocal del Consejo General del Poder Judicial "a instancias del Partido Popular. La acusación popular también destaca que Espejel tuvo "un papel relevante" en el caso del incendio forestal de Guadalajara en el que murieron 11 miembros de un retén en 2005. Pese a que la juez de Sigüenza que instruyó la causa descartó la responsabilidad penal de los cargos públicos, la magistrada Concepción Espejel, que presidía la Audiencia de Guadalajara, ordenó junto a otros dos jueces seguir investigando la responsabilidad de los miembros del Gobierno socialista de esa comunidad", según Adade. Quince cargos socialistas fueron "procesados y el PP, que era la acusación particular, llegó a pedir cárcel para ellos por delitos de incendio, homicidio y contra los trabajadores". Cuando Espejel dejó la Audiencia para ocupar su cargo en el Consejo General del Poder Judicial, su sustituta "eximió a todos los cargos políticos y condenó sólo al excursionista que había provocado el incendio al hacer la barbacoa". El Tribunal criticó "por irrelevante e inútil gran parte de lo investigado en un incendio cuyo origen y autor se conocían desde el inicio".

Adade argumenta en su escrito de recusación, citando pronunciamientos del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, que en este caso no se trataría solo "de que el juez sea ajeno a los intereses de las partes en litigio y esté desinteresado en ellos, sino también de que lo parezca, de que su posición y su actuación no ofrezcan una apariencia razonable de parcialidad". Adade entiende que el Constitucional ha dejado claro que bastaría "la apariencia de parcialidad para aceptar la recusación". Y sostiene que la apariencia de parcialidad sería un hecho con Enrique López como ponente y con Concepción Espejel como presidenta del Tribunal que juzgará el caso Gürtel. Entre las causas de recusación tasadas en la Ley, el escrito destaca dos: "tener directo o indirecto en el pleito o causa" y "amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes".

La acusación popular señala que el Partido Popular es "imputado civil" en el caso Gürtel como "beneficiario a título lucrativo", y hay 16 exaltos cargos conservadores, entre ellos tres extesoreros nacionales de esta formación política, que se sentarán en el banquillo acusados de graves delitos de corrupción. "Las apariencias de una más que posible falta de imparcialidad en los recusados son abrumadoras y ello aunque [los magistrados recusados] puedan estar, hipotéticamente, convencidos de lo contrario, pues lo determinante a los efectos de la recusación son, como han dicho todos los tribunales de justicia de máximo nivel, las apariencias", señala el escrito.

Como prueba para resolver el escrito de recusación, Adade solicita a la Sala que cite a la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, y al embajador de España en el Reino Unido y exministro de Defensa, Federico Trillo, para que declaren sobre los dos magistrados recusados.