Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos diseña unas primarias que garantizan el triunfo de Iglesias

El partido establece la votación de una "lista de país" de circunscripción única. Los resultados se proclamarán el 24 de julio

El líder de Podemos, Pablo Iglesias.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. AFP

Podemos convocó este martes unas primarias para las elecciones generales que aseguran el triunfo de Pablo Iglesias, secretario general de la formación, y su equipo, además de garantizar a la cúpula el control absoluto de las listas, que para el Congreso de los Diputados serán de circunscripción única. La dirección cierra así cualquier disputa real a los equipos competidores. Los resultados se conocerán el 24 de julio.

El reglamento de las primarias, aprobado el pasado sábado en el Consejo Ciudadano con la oposición de la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, contempla tres votaciones: una para el candidato a la Presidencia del Gobierno; otra para el Senado, con listas autonómicas; y una tercera para el Congreso de los Diputados —la más relevante—, a la que solo se presentarán candidaturas de circunscripción única para toda España, que podrán ser votadas en su integridad según el método conocido como lista plancha o combinando los nombres de distintos equipos. Esta fórmula ya fue empleada en anteriores procesos de primarias de Podemos y fue criticada por varios sectores de la organización porque los participantes acaban apoyando, de facto, a las listas completas.

Teresa Rodríguez lidera la oposición al sistema de voto

Las primarias han sido quizá desde el nacimiento de Podemos el principal motivo de las críticas internas al plan de Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y el equipo de fundadores del partido. Aunque el frente de los críticos se diluyó antes de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, las voces contrarias a este método para elegir a los candidatos volvieron a oírse en el Consejo Ciudadano celebrado el pasado sábado, mientras distintas direcciones preparan sus resoluciones.

El máximo órgano de dirección del partido aprobó mayoritariamente el reglamento, pero la líder de la formación en Andalucía, Teresa Rodríguez, votó en contra. Otro de los dirigentes de Podemos encuadrados en el sector crítico durante la asamblea fundacional de Vistalegre, Pablo Echenique, se abstuvo el pasado sábado. Las objeciones promovidas entonces por los críticos tenían que ver con un aspecto de la votación que se repite ahora en estas primarias: la presentación de listas completas que dificultan que el conjunto de los nombres finalmente elegidos sean representativos de distintas corrientes.

Esta crítica quedó plasmada en un comunicado del equipo de Echenique el pasado noviembre. “Entendemos que, con la presentación de listas completas a todos los órganos estatales por parte de Claro que Podemos y habilitando un mecanismo de votación en plancha, se ha establecido un sistema de elección mayoritario puro de facto, aunque formalmente se trate de listas abiertas”.

Los ciudadanos que quieran participar en el proceso, a través de la página web de la formación, elegirán el conjunto de los aspirantes de Podemos a la Cámara baja. Aunque los parlamentarios son 350, las listas para estas primarias no coparán todos los puestos, ya que el partido reserva unas plazas para miembros independientes de distintos “sectores sociales” y de las fuerzas con las que Podemos busca acuerdos en Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Galicia. En función del resultado obtenido, además, los candidatos podrán elegir en qué circunscripción concurrir en las generales.

El objetivo de la dirección de Podemos, que asume que este plan recibirá críticas, consiste en garantizar una alternativa de Gobierno o grupo de oposición cohesionado. “Hemos apostado por unas primarias que permitan configurar equipos de los cuales salga un grupo parlamentario capaz de ser alternativa de Gobierno y la fuerza más sólida”, argumentó Íñigo Errejón, número dos de la formación. “Vamos a concurrir con una lista de país”, explicó el dirigente. El sistema tiene dos criterios de corrección: el género y los puestos reservados para formaciones como Compromís, ICV o las mareas atlánticas. “Estamos en conversaciones con diferentes actores políticos en la Comunidad Valenciana, en Galicia, y estamos en conversaciones en Cataluña para construir una candidatura para las autonómicas catalanas”, señaló Errejón.

Unidad popular sin IU

Este reglamento de primarias abiertas entierra de forma definitiva, salvo en esas comunidades que los dirigentes del partido califican de “nacionalidades” —Cataluña, Galicia o Valencia—, la confluencia con otros partidos e Izquierda Unida. “El planteamiento político de fondo es que no se trata de hacer frentes de izquierdas, porque eso es lo que les gustaría” a los partidos tradicionales, defendió el secretario de Política de Podemos. En cualquier caso, reafirmó que las listas de Podemos “deben ser listas de unidad popular”.

El politólogo se remitió a la asamblea fundacional de Vistalegre, que votó concurrir con marca propia a las generales. “Decidimos una hoja de ruta que no siempre fue sencilla y no siempre fue entendida por todos los sectores", reconoció. La unidad popular que perseguirá Podemos se hará, en palabras de Errejón, “con acuerdo, con seducción, e integrando en nuestras listas a sectores que representen a grupos diversos”. “Nos vamos a dejar la piel para que en las próximas listas así sea”, agregó.

Viñeta Peridis 1 julio, 2015. pulsa en la foto
Viñeta Peridis 1 julio, 2015.

El dirigente, que vinculó los acelerados tiempos de las primarias del partido a las especulaciones sobre un adelanto electoral, avanzó también que, tras las elecciones generales, la primera condición para llegar a un entendimiento con otras fuerzas será una reforma del sistema electoral que, pese a ser proporcional sobre el papel, se convierte en un modelo mayoritario de facto.

Un reglamento que acelera los trámites

Las primarias abiertas convocadas por Podemos establecen tres votaciones. Los ciudadanos que deseen participar en el proceso están llamados a votar al candidato a la Presidencia del Gobierno y a la lista de parlamentarios que aspiran a entrar en el Congreso de los Diputados.

Las candidaturas que se presenten deberán ser de circunscripción única. Es decir, todos los simpatizantes votarán en toda España a los mismos candidatos. Una vez elegidos y en función del resultado, estos podrán escoger la circunscripción en la que concurrir.

Uno de los escollos de Podemos consiste precisamente en lograr diputados en provincias a las que les corresponden dos o tres parlamentarios, como Soria o Ávila.

La dirección de Podemos plantea para el Senado otra votación, esta vez sí por circunscripción autonómica.

Los criterios de corrección tienen que ver con el género y con los puestos reservados a las fuerzas con las que Podemos finalmente logre un acuerdo electoral -Compromís, ICV, mareas atlánticas...- y a los sectores profesionales. El partido de Pablo Iglesias quiere incluir en las listas nombres que procedan de movimientos sociales, mareas, mundo de la judicatura, académico y de la empresa.

El calendario se ha decidido en las últimas semanas, según la cúpula, por las especulaciones de adelanto electoral. El proceso de primarias será meteórico. Del 3 al 8 de julio se recogerán los avales para presentar una lista; del 6 al 10 de julio se deberán formalizar las candidaturas, el 13 de julio se publicarán y la campaña se desarrollará del 17 al 22, los mismos días en los que los simpatizantes están llamados a votar. La proclamación de resultados se publicarán el 24 de julio.