Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda pacta pedir a la Casa Real la apertura de los jardines de Marivent

El tripartito en ciernes de Baleares de PSOE, Podemos y MÉS también acuerda la ecotasa

Palacio de Marivent
Un policía vigila la entrada del palacio de Marivent. FRANCE PRESS

El tripartito en ciernes de Baleares PSOE, Podemos y MÉS (con 34 escaños de los 59 del Parlamento) no ha resuelto el dilema de quién será presidente ni qué partidos compartirán las tareas de Gobierno, pero ya cerró su programa de acción. Este jueves los negociadores despejaron los dos temas más espinosos para los moderados de la alianza, los socialistas: habrá una nueva ecotasa, un impuesto turístico, a partir de 2016, y, además, se solicitará a la Casa Real que el público pueda visitar durante 9 o 10 meses -menos en verano- los jardines del complejo de Marivent.

La residencia de verano de los Reyes es propiedad autonómica y está cedida en uso a la Familia Real desde los años 70, cuando don Juan Carlos y doña Sofia eran Príncipes de España. El mantenimiento del palacio y de los jardines se paga desde las arcas Baleares y supone unos dos millones de euros. Una parte de las dependencias y terrenos es titularidad de Patrimonio Nacional por compra. Podemos considera que no es necesario solicitar la anuencia de La Zarzuela porque es un espacio publico.

Marivent, un espacio privilegiado ante el mar, en el corazón de la bahía de Palma, fue una cesión del pintor y filántropo griego Juan de Saridakis al pueblo de Baleares; a su ex Diputación, durante la Dictadura de Franco, pata que fuera un museo y centro cultural por sus colecciones de arte. Pero los antiguos fondos existentes, muebles, colecciones de arte y cerámica y la biblioteca fueron liquidados, en los 80, por los herederos de la viuda de Saridakis.

Los descendientes indirectos de Saridakis recuperaron la propiedad de los bienes expuestos tras ganar un pleito a Baleares y al Estado por haberse incumplido las condiciones de uso del legado de Saridakis: que fuera un museo abierto al público. Además, Patrimonio Nacional adquirió una parte de la actual finca -solares laterales- que permanecía en mano de los herederos. Así se saldó, materialmente la vindicación de Marivent.

Por otra parte, el nuevo Gobierno de Baleares, aún sin futuro presidente, impulsará una nueva ley para crear -de nuevo- un impuesto turístico (de un euro de media por día) una iniciativa que se pretende consensuar para evitar una nueva polémica empresarial como en el pasado. Además, se intentará mitigar su impacto sobre residentes que usen establecimientos hoteleros y de alquiler. El PP de Jaume Matas anuló en 2003 el tributo medioambiental que se creó el Gobierno de Baleares liderado por el PSOE creó en 2001 y que en dos veranos (2002-2003) recaudó unos 160 millones de euros.

Más información