Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pediatras y epidemiólogos alertan de los peligros de no vacunar de difteria

El ministro de Sanidad asegura que es "irresponsable" no inmunizar a los niños

caso de Difteria en Olot
Vacunación contra el neumococo en un centro de salud madrileño en 2006.

El Ministerio de Sanidad y sociedades científicas de salud pública y pediatría han alertado este miércoles de los peligros de no seguir el calendario de vacunación oficial, que incluye la vacuna que protege de la difteria, la conocida como DTPa (difteria, tétanos y tosferina). La noticia sobre el niño de seis años contagiado con esta enfermedad infecciosa, el primer caso en España en casi tres décadas, "es un gran motivo de preocupación", ha asegurado la Asociación Española de Vacunología

La Asociación Española de Pediatría ha insistido en "los beneficios que aporta la vacunación, tanto a nivel individual como colectivo". Su Comité Asesor de Vacunas ha emitido un comunicado oficial en el que recuerda que "gracias a la vacunación sistemática y al mantenimiento de coberturas frente a esta enfermedad de más del 95% de los niños residentes en España, no se producía ningún caso en nuestro país desde hace casi 30 años".

La vacuna combinada que incluye la antidiftérica se administra desde los dos meses de edad. Si sigue el calendario vacunal aprobado por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, un niño recibe hasta seis dosis de vacuna hasta la adolescencia. La mayoría de regiones la administran a los dos, cuatro, seis y 18 meses, y a los 6 y 14 años. Según los últimos datos publicados en el Informe Anual del Sistema Nacional de Salud, de 2013, el porcentaje de cobertura en el primer año de vida es del 95,6%.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha asegurado esta mañana que "es irresponsable no vacunar". Aunque ha evitado hablar de las razones esgrimidas por la familia del niño ingresado para no vacunarle, ha advertido de que "empieza a haber un discurso peligroso contra la vacunación". Alonso cree que este caso puede ayudar a "concienciar" a los padres que no quieren inmunizar a sus hijos, según ha asegurado en la sede del ministerio tras reunirse con un consejero de la embajada de Rusia. También ha recordado que "siempre está por encima el interés superior del menor".

A la Asociación Española de Vacunología le preocupa "que haya tenido que suceder un hecho tan triste para ratificar la necesidad de vacunar para mantener la eliminación de enfermedades que, como esta, habían desaparecido, y que regresan por la existencia de nichos de población no vacunada". A estos profesionales les inquieta "que haya padres que opten por la no inmunización de sus hijos por las vacunas". "Nos intranquiliza la pérdida de confianza de la población", añaden. "Estos padres toman decisiones informadas, rara vez es por dejadez, pero los mensajes antivacunas que les llegan están disfrazados de pseudociencia", apuntan.

Más información