Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia: Compromís arrebata el gobierno a Barberá

La coalición es la segunda fuerza más votada a escasa distancia del PP y podrá formar gobierno con PSPV y València en Comú

Mònica Oltra y Joan Ribó, de Compromís, celebran los buenos resultados conseguidos por la coalición.

La ciudad de Valencia vive un auténtico vuelco político tras más de dos décadas de hegemonía del PP. Los populares pierden la mitad de ediles y no consiguen mantenerse en el gobierno ni siquiera con el apoyo de Ciudadanos. Compromís, con 9 ediles, el PSPV-PSOE, con 5 y València en Comú, con 3, consiguen la mayoría absoluta y podrán dirigir el Ayuntamiento de la capital valenciana.EU y UPyD se quedan fuera del Consistorio.

El PP liderado por Rita Barberá, alcaldesa de Valencia desde hace 24 años, se desploma aunque es la fuerza más votada, con el 25,71% de los sufragios (al 98,6% escrutado). Se deja por el camino 10 de los 20 concejales que consiguió en 2011 y no podrá conservar el gobierno ni con el apoyo del partido de Albert Rivera, que accede por primera vez en el Ayuntamiento con 6 concejales (15,3% de los votos). Juntos se quedan un edil por debajo de la mayoría absoluta.

Los socialistas, ahora con 8 concejales, se quedan con 5 y València en Comú, la plataforma en la que participa Podemos, accede por primera vez al Consistorio, con 3 ediles. La suma de estas dos fuerzas con la de Compromís superan en uno los 17 concejales que dan el control del gobierno local. Joan Ribó, cabeza de la lista de Compromís, se ha puesto en contacto esta noche electoral con los líderes de ambas formaciones de cara a un posible acuerdo. "Vamos a hacer el cambio posible", ha dicho Ribó, informa Jaime Prats.

Los sondeos electorales de los últimos meses coincidían en que Rita Barberá perdería la mayoría absoluta que conquistó en 1995 y renovó en los comicios de 2011. Ha sido una debacle sin paliativos para el partido conservador.

Los comicios ponen fin a una campaña electoral intensa, marcada de inicio a fin por las grabaciones del denominado caso Imelsa -una supuesta trama en la Diputación de Valencia de cobro de comisiones ilegales-. En ellas se ha podido escuchar a una exconcejal de Barberá, María José Alcón, hablar de posibles amaños en la adjudicación de contratos públicos. Alcón ha sido suspendida de militancia por el PP y renunció, iniciada la campaña, al puesto 16 de la lista con la que se presenta la alcaldesa. .

Los candidatos han protagonizado una campaña de proximidad al ciudadano, con actos a pie de calle y austeridad y contención en el despliegue y organización de los actos. La alcaldesa Rita Barberá, que se ha volcado en los mercados municipales, se ha enfrentado a pitadas y abucheos de los más descontentos en una campaña diseñada para movilizar al electorado conservador.

Más información