Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP también pierde la mayoría absoluta en Castilla y León

Los populares se quedan a solo un escaño de poder gobernar sin pactos con otros partidos

El PP vuelve a ganar las elecciones en Castilla y León. Pero, como le ha ocurrido en las otras comunidades en estos comicios, no revalida la mayoría absoluta. Los populares consiguen 42 procuradores, uno menos de los que requiere para gobernar sin pactos con otras formaciones.  

Con el 99,04% escrutado, la lista de los populares logra 42 procuradores, frente a los 53 que obtuvo en 2011. El PSOE alcanza los 25, frente a los 29 de hace cuatro años. Podemos irrumpe en el Parlamento autonómico con 10 escaños. Al igual que Ciudadanos, con cinco procuradores. IU y Unión del Pueblo Leonés logran un escaño cada una.

El PP lleva gobernando en Castilla y León desde 1987, cuando José María Aznar, que también fue presidente del Gobierno de España, llegó a la Junta. Además, desde 1991 los populares gobiernan con una cómoda mayoría absoluta que repiten elección tras elección. El PP alcanzó su techo hace cuatro años, con Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta desde 2001 y que ha vuelto a presentarse a estos comicios. En 2011, logró 53 de los 84 escaños en liza. Respecto a esas últimas elecciones, los populares se dejan más de 13 puntos porcentuales. 

En cuanto a las ciudades, el PP ha ganado las elecciones en Valladolid, pero también pierde la mayoría absoluta que le ha permitido gobernar las últimas legislaturas. El polémico Javier León de la Riva consigue 12 concejales, frente a los 17 que tenía. Le sigue el PSOE con ocho concejales y Toma la Palabra con cuatro concejales. Por su parte, Sí Valladolid logra tres concejales y Ciudadanos con dos.