Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia coloca la bandera gay en la fachada de su Ayuntamiento

El Consistorio que dirige Rita Barberá (PP) accede en plena campaña a la solicitud

La asociación Gay Valencia llevaba tres años pidiéndolo

Elecciones Municipales 2015 Ampliar foto
Miembros de Gay Valencia colocan el lazo en el Ayuntamiento.

Valencia amaneció el domingo, Día Internacional contra la Homofobia, con los colores del colectivo Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (LGTB) asomando de uno de los balcones de su Ayuntamiento. Es la primera vez que la bandera gay se ha podido ver en la fachada del edificio y por unas horas se convirtió en el objetivo de las cámaras de turistas y valencianos que con asombro fotografiaron el momento. La asociación Gay Valencia llevaba tres años pidiendo la colocación del estandarte para conmemorar este día, pero no fue hasta este domingo, en plena campaña electoral, cuando el Consistorio materializó la petición. El lazo se retiró a las 23.00 del domingo.

El Ayuntamiento que lidera Rita Barberá (PP) había rechazado año tras año la solicitud de la asociación aludiendo a la ley 39/1981, que regula el uso de banderas. "Nos decían que según este texto no se podía poner otra bandera que no fuera la de España, la de Europa o la senyera", asegura Rafael Verdeguer, secretario de Gay Valencia. "Este año hemos probado con el lazo y ha sido cuando nos han dicho que sí. Creo que no han encontrado la forma de evitar ponerlo", añade Verdeguer.

Para Lambda, otras de las asociaciones del colectivo LGTB de la ciudad, es un gesto claramente "electoralista". "Es de agradecer, pero llega tarde", argumenta Fani Boronat, coordinadora general. Lambda también ha intentado, en sus 29 años de existencia, que la bandera arcoíris ondeara en la fachada del Ayuntamiento valenciano, pero sin éxito.

Ambas asociaciones critican la pasividad con la que el gobierno de Barberá responde a las peticiones de su colectivo. "La relación con el Consistorio es cordial, pero escasa. De hecho, hace tres o cuatro años que nuestra asociación no celebra la fiesta del orgullo que antes hacíamos después de la cabalgata. Y ya no se hace porque desde el Ayuntamiento no recibimos ningún tipo de apoyo", explica Boronat.

Creo que no han encontrado la forma de evitar ponerlo

Rafael Verdeguer, secretario de Gay Valencia

Ana Albert, concejal de Bienestar Social, asegura que el gesto no tiene nada que ver con las elecciones municipales del 24 de mayo, sino que es una muestra de la "actitud colaboradora" del Ayuntamiento. "Siempre atendemos sus peticiones, estamos abiertos. No tenemos una actitud pasiva, todo lo contrario. Siempre los tenemos en cuenta", añade Albert.

Valencia no es la única ciudad que recibe quejas de las asociaciones LGTB locales por pasividad y falta de colaboración. En Zaragoza, capital gobernada por el PSOE, la asociación SOMOS denuncia que el Ayuntamiento no hace más que "poner trabas". "Nunca se han puesto en contacto con nosotros, la relación es nula", asegura Juan Diego Ramos, miembro de SOMOS.

En Alicante (PP), sin embargo, la comunicación entre Consistorio y Diversitat, asociación LGTB de la ciudad, ha empeorado en los últimos meses. "Es curioso, pero la relación cuando era alcaldesa Sonia Castedo era buena, se llegaron a hacer cosas en favor del colectivo y había una colaboración activa en las fiestas del orgullo. Pero desde su dimisión, en enero, la comunicación es nula", sentencia Juan David Santiago, secretario general de Diversitat.