Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía investiga la agresión a un inmigrante en un vuelo de expulsión

Un vídeo, difundido por Stop Deportación, recoge los supuestos golpes a un extranjero

Los gritos del inmigrante resuenan en el interior del avión. "¡Suéltenme! ¡Abusadores, abusadores!", repite mientras agentes de policía lo inmovilizan y golpean en un vuelo de deportación a República Dominicana, según recoge un vídeo difundido este viernes por la Plataforma Stop Deportación. Unos hechos que han provocado, según informas fuentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), que la institución haya abierto una "información reservada" para investigar lo ocurrido en esta expulsión.

"Estos vuelos están amparados legalmente en el macabro protocolo de repatriaciones, que no trata de garantizar los derechos de las personas sino asegurar la impunidad policial, al permitir todo tipo de violencia, como vemos en el vídeo", ha subrayado Stop Deportación, que denuncia desde hace años el sistema de expulsión previsto en la ley. "La realidad de estos vuelos ha de entenderse dentro el sistema represivo que supone la política de Extranjería", apostilla el colectivo.

Según los datos facilitados por el Ministerio de Interior en una respuesta parlamentaria, el Gobierno aprobó la deportación vía aérea de más de 26.000 inmigrantes entre 2010 y 2014. Calificados como "vuelos de la vergüenza" por las ONG, Air Europa y Swiftair se encargan actualmente de fletar los aviones en los que se deportan a los extranjeros. Aunque, eso sí, el Ejecutivo ya abrió en diciembre un nuevo proceso de licitación para buscar a la compañía que se haga cargo de ellos este año y el próximo. La referencia del Consejo de Ministros recoge que se invertirá 12,1 millones de euros en ellos.

El sistema previsto por el Gobierno prevé dos tipos de expulsión vía aérea. El Ejecutivo fleta vuelos íntegramente ocupados por extranjeros que van a ser deportados. Pero, a su vez, también opta por introducirlos en vuelos comerciales. "Los suelen embarcar antes de todo el pasaje o justo después. Van escoltados por agentes que los acompañan hasta su país", señalan fuentes de Interior. Este es el caso investigado ahora.

El Gobierno deporta a extranjeros en vuelos comerciales y en aviones ocupados solo por expulsados

En los últimos años han proliferado, según recalcan los colectivos, las denominadas expulsiones exprés, aquellas que se ejecutan directamente desde dependencias policiales y en las 72 horas posteriores a la detención del extranjero. El Consejo General de la Abogacía y las ONG recalcan que esta práctica reduce las garantías judiciales y de defensa de los inmigrantes, ya que sus letrados apenas tienen tiempo para presentar alegaciones y tratar de parar la deportación. Según los datos del Gobierno, en 2013 se echó del país a 6.642 personas directamente desde las instalaciones del CNP, frente a las 4.726 que salieron de un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).

La Fiscalía rectifica: considera menor a un inmigrante que iba a expulsar

Marcha atrás. Según ha informado la Fundación Raíces, la Fiscalía ha rectificado y ha cambiado el decreto de determinación de la edad de Rafik, un joven marroquí de 17 años que llegó solo a España, pasó por cuatro centros de menores y contra el que se abrió un proceso de expulsión después de que el Ministerio Público ordenase que se le realizase una prueba de edad, que concluyó que tenía 19 años. El fiscal pidió que se le hiciese el examen, pese al criterio de los agentes de la policía que lo habían interceptado en cuatro ciudades diferentes y que lo habían ingresado en centros para jóvenes por su "clara apariencia de menor". Su acta de nacimiento de Marruecos indica que tiene 17 años.

Más información