Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Rivera: “Si no echa a Griñán y Chaves, no cogeremos el teléfono”

El líder de Ciudadanos dice que no apoyará la investidura de Díaz en primera votación

El candidato de Ciudadanos a la Junta y Albert Rivera.

En el día después de las elecciones, Albert Rivera ha despejado cualquier duda sobre si los nueve diputados que ha conseguido Ciudadanos en Andalucía servirán para apuntalar el Gobierno de Susana Díaz (PSOE): “No vamos a estar en el Gobierno. (...) Si no echa a José Antonio Griñán y Manuel Chaves, sus padrinos políticos y expresidentes de la Junta, que están imputados por corrupción política, no cogeremos el teléfono”, ha dicho en la mañana de este lunes en una rueda de prensa, donde también ha aclarado que su partido votará en contra en primera votación la investidura de la líder socialista y que aún no ha decidido qué hará en la segunda. “Se ha acabado la prepotencia de la mayoría absoluta”, ha subrayado el presidente de Ciudadanos, que ha dejado la investidura de Díaz en manos de una posible abstención del PP, que durante la campaña, recordó Rivera, prometió que dejaría gobernar a la lista más votada.

El Comité de Pactos de Ciudadanos, constituido este mismo mes para analizar cualquier oferta electoral que llegue a la formación, se reunirá este martes. La formación considera “muy difícil” que cualquier ofrecimiento socialista cumpla con sus requisitos mínimos, que pasan por una reforma de la ley electoral (primarias y listas abiertas); por el despido del 80% de cargos nombrados a dedo en la Junta; y porque José Antonio Griñán y Manuel Chaves, expresidentes de la Junta con el PSOE, abandonen sus escaños tras ser imputados por el caso de los ERE. "Uno no se puede sentar a negociar con quien no proteja a los ciudadanos y sí a expresidentes", ha dicho Rivera. El partido presidido por el político catalán aspira a marcar la agenda del Gobierno desde la oposición, y ambiciona convertir Andalucía en un ejemplo de lo que llama “nueva política”, para consolidar así la idea de que ha nacido una “tercera vía” política en España. Ciudadanos actúa en la Comunidad pensando en todo el país: en 2015 hay más elecciones municipales, autonómicas y generales, y no quiere hipotecar su futuro en Andalucía.

“Si tenemos que sentarnos a hablar de cosas importantes con el Gobierno, lo haremos; y si tenemos que hacer dura oposición, la haremos”, ha explicado Rivera. “No recuerdo a mucha gente que teniendo la llave de un gobierno no quiera una silla”, ha continuado el líder de Ciudadanos, cuyos candidatos en toda España tienen que firmar una carta por la que aceptan cualquier acuerdo alcanzado en su nombre por el Comité de Pactos. “Paradójicamente, podemos conseguir sin gobernar más cosas durante cuatro años que el PP en todo este tiempo”, ha asegurado. “De lo que se trata es de intentar influir en positivo, en lo que sea constructivo para los andaluces. No recuerdo mapas tan plurales. Se ha acabado la prepotencia de la mayoría absoluta. Toca cintura, generosidad, principios y valores”, ha añadido. “Es pronto para ver los cambios, pero estoy convencido de que en Andalucía y en España pueden cambiar más cosas en cuatro años que en los últimos 20 años”.

Juan Marín, el candidato de Ciudadanos a la Junta, prepara ahora su transición desde Sanlúcar (Cádiz), donde apoyaba el Gobierno del PSOE, a Sevilla. Allí su partido sigue teniendo abierta la puerta de las negociaciones, aunque cualquier acuerdo que se alcance será con Ciudadanos en la oposición.

Más información