Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La delegación de Podemos acelera su marcha de Bruselas por las elecciones

El calendario electoral precipita el relevo de sus eurodiputados electos

Podemos Ampliar foto
Pablo Iglesias, rodeado de los eurodiputados de Podemos. EL PAÍS

La delegación de Podemos en Bruselas ha acelerado su marcha del Parlamento Europeo ante el calendario electoral que empieza el 22 de marzo en Andalucía. De los cinco eurodiputados electos el pasado 25 mayo solo quedarán en marzo el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, y la murciana Lola Sánchez. Iglesias recibió este jueves críticas del Gobierno y de varios partidos de la oposición por ausentarse el pasado miércoles de un debate en la Eurocámara y replicar a Mariano Rajoy desde Madrid con un mitin alternativo al debate del estado de la nación. En cualquier caso, el líder de la formación morada, que se postula en todas sus intervenciones como adversario directo del jefe del Ejecutivo y aspira a gobernar, se resiste a hablar abiertamente de abandonar el escaño pero se da por hecho que concurrirá a las elecciones generales del próximo otoño y también renunciará.

El exfiscal Carlos Jiménez Villarejo, número tres de la candidatura, fue el primero en dejar el Parlamento de Bruselas, el pasado mes de julio, tras presentar una directiva anticorrupción. Lo hizo alegando “razones personales y familiares”. Villarejo, de 79 años, fue sustituido por la asturiana Tania González, y desde entonces no se habían producido más relevos. Hasta ahora. La gaditana Teresa Rodríguez, candidata de Podemos en Andalucía, formalizará su renuncia la semana que viene, después de finalizar su trabajo como ponente alternativa de un informe sobre emisiones en la comisión de Medio Ambiente. En marzo dejará el escaño también otro destacado miembro de la formación, Pablo Echenique, que tras ser elegido al frente de la dirección de Aragón quiere concurrir a las elecciones autonómicas. Serán sustituidos, en principio, por Miguel Urbán y Estefanía Torres, que ocupaban el séptimo y el octavo puesto de la lista.

Podemos se acaba de constituir como fuerza política organizada y busca aprovechar sus caras más visibles, que tuvieron un papel clave en los primeros meses de la formación, para competir en los próximos comicios. Todos ellos han participado en casi todas las votaciones —Iglesias ha votado 379 veces, por ejemplo, casi un 99% del total—, pero esa circunstancia no evitó este jueves las críticas de destacados dirigentes políticos. “Creo que el señor Iglesias es miembro de una Cámara, del Parlamento Europeo, donde ayer hubo un debate y creo que es donde debería estar. Creo que no fue”, manifestó la número dos del Ejecutivo, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en los pasillos del Congreso de los Diputados.

Iglesias quiso erigirse este miércoles en verdadero líder de la oposición y retó a Rajoy a celebrar un cara a cara en televisión. El secretario general del partido morado afirmó que es el único que tiene posibilidades de ganarle al líder del PP. No obstante, aún queda mucho para las elecciones generales, el objetivo último de Podemos. "Creo que no es ese el momento procesal. En este momento lo que tenemos que hacer es trabajar cada uno en los sitios donde nos han colocado los ciudadanos", mantuvo Santamaría. Consideraciones similares las formularon dirigentes socialistas como la portavoz de Exteriores. Trinidad Jiménez. Gaspar Llamazares, de IU, dijo que “falta modestia y sobra prepotencia”. El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, señaló a La Sexta que le parece “irónico que critiquen a Pablo Iglesias por ausentarse del Parlamento Europeo después de ver a Celia Villalobos jugando a las maquinitas”, en referencia a la vicepresidenta del Congreso, grabada desde la tribuna con su tableta durante el debate del estado de la nación.

Fe de errores

Pablo Iglesias no se ausentó de una votación de la Eurocámara el pasado miércoles, como por error afirmaba una primera versión de esta crónica. El Parlamento Europeo celebraba ese día un debate. 

Más información