Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varapalo del Supremo al Gobierno al dar asilo a un opositor kazajo

Interior había denegado su petición y la Audiencia Nacional concedió su extradición

El ciudadano kazajo Alexander Pavlov solicitó asilo político a España.
El ciudadano kazajo Alexander Pavlov solicitó asilo político a España.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha resuelto conceder el derecho de asilo a Alexander Pavlov, opositor político kazajo detenido en España en 2012 y cuya extradición había acordado el Gobierno español. La decisión del alto tribunal anula su entrega a la República de Kazajistán y termina con un caso plagado de incidentes extrajudiciales todavía no aclarados como el intento frustrado del magistrado de la Audiencia Nacional Alfonso Guevara que sin ser competente quiso forzar la entrega de Pavlov y conducirlo a un avión cuando en otro tribunal se decidía el mismo día sobre su derecho de asilo.

Alexander Pavlov, es guardaespaldas de Ablyazov Muktar, el principal opositor político del dictador kazajo Nursultán Nazarbayev que gobierna esta rica república postsoviética con mano de hierro. España es el único país de la UE que tiene convenio de extradición con Kazajistán, un acuerdo que se firmó semanas después de que el presidente Mariano Rajoy visitará la capital Astaná acompañado de una amplia delegación de empresarios españoles.

La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional anuló el pasado mes de julio la resolución del Ministerio del Interior que denegó en 2013 el derecho de asilo a Pavlov y estimó parcialmente el recurso de la defensa del kazajo. Los jueces ordenaron que se devolviera el expediente a la Administración para que esta evaluara si concurre o no persecución contra el disidente en su país. Y aseguraron que no se había motivado suficientemente que Pavlov sea un peligro para la seguridad de España. Contra esta sentencia cabía recurso de casación ante el Tribunal Supremo que ahora se ha pronunciado anulándola y declarando procedente reconocer el derecho de asilo a Pavlov. Es decir que los magistrados del Tribunal Supremo han ido más lejos y en virtud de sus competencias han decidido que el Ministerio Interior debía haber atendido a la petición de protección del kazajo.

Los magistrados destacan que en la demanda de asilo que denegó Interior los abogados de Pavlov aportaron numerosos informes de ONG internacionales relativos a la situación de Kazajistán con referencias específicas a la situación de Ablyazov, el principal opositor político y jefe de Pavlov, y de este último, así como de Naciones Unidas “que ponen de manifiesto los riesgos de persecución que podría temer fundadamente el señor Pavlov, sino que es oportuno insistir en que a efectos del otorgamiento de asilo no es exigible una prueba directa de la persecución, bastando con la justificación de un temor fundado a padecerla”. La sentencia destaca, además, que tanto Ablyazov como distintas personas relacionadas con el han obtenido asilo político en distintos países de la UE.

El fallo está firmado por los magistrados Manuel Campos, Eduardo Espin, José Manuel Bandrés,Eduardo Calvo y María Isabel Perello. El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional había acordado la extradición de Pavlov por 10 votos contra siete que emitieron un voto particular y alertaron de que los derechos humanos del kazajo y su seguridad en las prisiones de esa república no estaban garantizadas. La defensa de Pavlov, representada durante años por la letrada María Costa y el abogado Ignacio Díaz de Aguilar calificó la sentencia como un "éxito" ya que la decisión del Tribunal Supremo anula el acuerdo del Consejo de Ministros por el que se decidió la entrega del opoistor a Kazajistán.  

Más información