Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE tolera la cadena perpetua para salvar el pacto antiterrorista

Los socialistas y el PP firmarán solos el lunes el primer pacto de Estado de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez saluda este jueves a Pepu Hernández durante la reunión de antiguos alumnos del instituto Ramiro de Maeztu Ampliar foto
Pedro Sánchez saluda este jueves a Pepu Hernández durante la reunión de antiguos alumnos del instituto Ramiro de Maeztu

Gobierno y PSOE ultiman un pacto antiterrorista que incluirá la cadena perpetua (prisión permanente revisable) para el castigo de estos delitos. La fórmula asumida hasta ahora por los socialistas evita mencionar expresamente esta nueva pena, que fue aprobada en solitario por el PP dentro del Código Penal con el rechazo del PSOE y el resto de la oposición. La proposición de ley que socialistas y PP presentarán el lunes incluirá en el artículo 572 bis una referencia que dirá que los terroristas podrán ser condenados a la “pena máxima establecida” en los artículos 33 y 35 del Código Penal. Y en ambos la condena más elevada es la cadena perpetua. El acto formal de firma del primer pacto de Estado de Pedro Sánchez al frente del PSOE está previsto para el lunes. El texto aún puede experimentar cambios.

Puntos del acuerdo

  • Tentativa.Penas de 8 a 15 años a “quienes hayan mostrado su voluntad de cometer” alguno de los delitos terroristas “o iniciado preparativos para ello”.
  • Entrenamiento. Pena de prisión de uno a ocho años a quien reciba entrenamiento militar [...] cuando se reciba de alguna organización terrorista.
  • Contacto. “Que haya establecido contacto y voluntad de colaborar con una organización terrorista [...] o con una persona que hubiera mostrado su voluntad de cometer” un delito terrorista.
  • Internet. “A quien se adiestre a sí mismo” y “a quien consulte habitualmente uno o varios servicios de comunicación accesibles al público en línea cuyos contenidos estén dirigidos o, por su contenido, resulten idóneos para incitar a la incorporación a una organización”.
  • Adiestramiento exterior. “Al que se traslade o establezca en un territorio extranjero controlado por un grupo terrorista” con voluntad de colaborar con él.
  • Enaltecimiento. Penas de uno a tres años por “el enaltecimiento o la justificación por cualquier medio de expresión pública de los delitos” de terrorismo o “la humillación a las víctimas”. Se aplica la pena superior si se hace a través de Internet.

Los socialistas acordaron con el Ejecutivo negociar un pacto para endurecer la respuesta penal contra el terrorismo y regular nuevas conductas como el adiestramiento en el extranjero o la consulta de páginas webs, entre otras. El acuerdo suponía sacar del conjunto del Código Penal el capítulo de terrorismo, mientras el PP tramitaba solo con sus votos el resto del proyecto de ley. En esa parte del Código Penal sin el terrorismo, que ya está en el Senado, es donde se crea la prisión permanente. Todos los partidos, incluyendo el PSOE, la rechazaron y votaron en contra en el Congreso.

Ambos partidos invitaron al resto de formaciones a sumarse para firmar la proposición de ley pero, finalmente, solo la suscribirán los dos mayoritarios. Solo es posible la firma de algún diputado del Grupo Mixto (Coalición Canaria, UPN y FAC) y que cuando se tramite tenga más votos a una parte o al global del texto. El PNV se desmarcó desde el principio por razones estratégicas. CiU anunció la semana pasada que no veía necesidad de ese pacto de Estado y este jueves se desvincularon UPyD e Izquierda Unida.

Rosa Díez, portavoz de UPyD, aseguró: “No vamos a firmar ningún pacto de adhesión. Empezaron mal, en un despacho y entre dos, y así siguen. Es su derecho. Pero que no cuenten con UPyD para aparentar una pluralidad y una puesta en común que nunca han existido. Todo ha sido un paripé, al más viejo estilo del bipartidismo. Ellos sabrán por qué tienen tanta necesidad de hacerse una foto juntos... Que se la hagan, pero que no cuenten con UPyD para bendecir ese comportamiento”. “Cuando presenten la proposición, la veremos y diremos lo que pensamos y votaremos según nos parezca el contenido. Por supuesto votaremos a favor de la tramitación pero no nos sentimos vinculados por ningún chanchullo PP-PSOE”, añadió. Cayo Lara, líder de IU, lamentó haberse encontrado “las mesas puestas”, sin que se cumpla “lo mínimamente democrático”.

Los socialistas aseguran que la firma del pacto del Estado no supone aceptación de la cadena perpetua y que se comprometen a derogarla si tienen mayoría suficiente en la siguiente legislatura. El propio ministro del Interior, Jorge Fernández, explicó este jueves que con la fórmula pactada es posible la derogación solo con cambiar los artículos 93 y 95 del Código Penal. Sin embargo, el resto del Código Penal que se tramita en el Senado incluye esta pena en delitos como los que tienen como víctimas a menores, los asesinatos múltiples o los magnicidios, entre otros. Es decir, que un futuro Gobierno del PSOE también tendría que cambiar esos artículos.

La cadena perpetua fue un escollo para el pacto desde el primer momento. En la primera reunión en el Ministerio del Interior hace varias semanas, los representantes del Gobierno ya advirtieron a los socialistas de que el texto incluía esta pena y no iban a renunciar a ella. Desde entonces han trabajado en busca de una fórmula asumible que no afectara al principio de seguridad jurídica. El PSOE sí ha logrado cambiar radicalmente la redacción del texto inicial, que, según argumentaban, carecía de garantías y era excesivamente ambigua. La dirección socialista explica que nunca se ha legislado sobre terrorismo sin pacto entre los dos principales partidos por responsabilidad.

Sánchez intentará que Rajoy suavice los aspectos más duros del código

Anabel Díez, Madrid

El PSOE no va desvincularse jamás de un pacto contra el terrorismo. Esta aseveración salió este jueves del entorno del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para dejar claro que a pesar de las discrepancias con el Gobierno en algunos aspectos del pacto, el PSOE estará siempre en primera línea contra el terrorismo. Esta declaración de principios no impide que continúen en el intento de suavizar los aspectos más duros de ese acuerdo y en ese afán está el secretario general, Pedro Sánchez. Así lo plasmará este viernes en la conversación que mantendrá con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tal como quedaron este jueves.

En el entorno de Sánchez se pone en valor que el Gobierno haya modificado ya algunos aspectos sustanciales y le reconoce su voluntad de acuerdo, aunque este viernes el líder socialista intentará alguna variación más. Desde luego, incidirá en la prisión permanente revisable, pese a que no figure con su nombre en esta proposición de ley, y en la tipificación como delito de las visitas a páginas web de contenido yihadista como habitualmente hacen periodistas y policías especializados en esas materias. “Una vuelta de tuerca más”, quiere dar Sánchez al contenido del pacto para evitar en lo posible las descalificaciones del resto de la oposición, que en el caso de los nacionalistas y de UPyD no vienen tanto por el contenido sino por haber actuado en solitario PP y PSOE. Los socialistas quieren demostrar que no están de acuerdo y se han comprometido a abolir la prisión permanente cuando lleguen al gobierno. “No creemos que llegue a aplicarse nunca porque afectaría a quien ahora cometa un delito y dentro de 25 años sería su primera revisión”. Para entonces, habrá habido ocasión de cambiar las leyes “varias veces”. El concepto de cadena perpetua es lo que chirría en el PSOE, según se constata en miembros de la ejecutiva y líderes territoriales, aunque creen que tienen que estar en ese pacto. Sánchez llevará este debate a la ejecutiva de su partido del próximo lunes.

Más información