Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Iglesias: “No soy imprescindible. Soy un militante, no un macho alfa”

El líder de podemos trata de serenar el clima: "Aquí no hay ni ganadores ni perdedores"

El equipo de Pablo Echenique asegura que no se “va a echar a un lado”

Pablo Iglesias: “No soy imprescindible. Soy un militante, no un macho alfa” Ampliar foto

Pablo Iglesias ha tratado de serenar el clima de la asamblea de Podemos tras instar ayer a los que pierdan a "echarse a un lado". El líder de la formación ha defendido que uno de los valores del movimiento consiste precisamente "en decir que no" a los pactos interesados y en ponerse al servicio de la mayoría de los militantes. "No soy imprescindible. Soy un militante, no un macho alfa y me pongo a las órdenes de la mayoría. Por esto tienen tanto miedo a Podemos. Porque somos capaces de decir que no", ha resumido.

Mientras tanto, el equipo de Pablo Echenique, impulsor de la principal vía alternativa para la organización de Podemos, asegura que no se va "a echar a un lado" si no prospera su propuesta como sugirió ayer el líder de la formación, Pablo Iglesias. "Pueden estar tranquilos todos los que apoyan nuestra iniciativa Sumando Podemos, ninguno va a querer echarse a un lado porque no salga su propuesta. No hemos venido a construir Podemos para echarnos a un lado", ha asegurado hoy la eurodiputada Teresa Rodríguez a su llegada a la segunda jornada de la asamblea ciudadana o congreso abierto de la organización.

En cualquier caso, al igual que señaló ayer Echenique, también Rodríguez ha respaldado a Iglesias como principal líder de la formación, inmersa en el proceso que la convertirá en una fuerza organizada. "Hay un fuerte consenso de que Pablo Iglesias es el mejor, que tiene la iniciativa y nosotros formamos parte de este consenso. Al mismo tiempo, entendemos que este no es un debate de personas sino de ideas", ha afirmado Rodríguez. Iglesias, por su parte, ha rebajado la tensión desde el escenario. “Aquí no hay ni ganadores ni perdedores, sino el inicio de un proceso de cambio para cambiar este país”, ha enfatizado.

El principal portavoz de la formación afirmó ayer que quien pierda las votaciones en las que participan los 130.000 simpatizantes de Podemos se "echará a un lado" y prometió hacerlo él mismo si las bases no le apoyan. En esa idea ha incidido este domingo uno de los miembros de su equipo, Iñigo Errejón, quien ha recalcado que "todo lo deciden los ciudadanos" y que por ello ve lógico que los futuros ganadores lideren el proyecto. Aun así, ha afirmado que en Podemos cabe todo el mundo.

La ponencia organizativa que defiende el equipo de Iglesias, integrado por el propio Errejón, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa y Luis Alegre, plantea una estructura con un único secretario general y una cúpula "para garantizar unidad" frente a la vía que defiende la iniciativa de Echenique, con órganos colegiados y más poder para los círculos. Ambos equipos llegaron al congreso abierto que se celebra este fin de semana en el Palacio de Vistalegre de Madrid sin acuerdo las dos propuestas. Pablo Iglesias llegó a decir ayer durante su intervención: "Ya me gustaría a mí descargarme de responsabilidad, pero creo que tres secretarios generales no le ganan las elecciones a Rajoy ni a Pedro Sánchez y uno, sí". Esa idea quedó instalada entre los principales cargos de la formación desde la última noche electoral.

Más información