Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el ‘violador del portal’, un año después de haber salido de prisión

En 2013 salió de prisión tras 17 años por 74 violaciones, gracias a la 'doctrina Parot'

La Guardia Civil traslada a García Ribado a los juzgados de Guadalajara.
La Guardia Civil traslada a García Ribado a los juzgados de Guadalajara.

La Guardia Civil ha detenido a Pablo Manuel García Ribado, conocido como el violador del portal, en las afueras del municipio de Trijueque (Guadalajara). Se le investiga como presunto autor de seis delitos de abusos sexuales dos de ellos a menores de edad e intrusismo profesional. Han transcurrido 11 meses desde que García Ribado salió de prisión, en noviembre de 2013, tras haber permanecido entre rejas durante 17 años por cometer más de 150 delitos. La derogación de la doctrina Parot le devolvió la libertad.

García Ribado había sido condenado a 1.716 años de prisión por 74 violaciones y ocho agresiones sexuales cometidas entre el 24 de diciembre de 1990 y el 9 de octubre de 1993. Antes de entrar en la cárcel, con 26 años de edad, era mecánico. Pero en los últimos meses, según fuentes cercanas a la investigación, ofreció sus servicios como fisioterapeuta en las localidades de Torija y Trijueque, en Guadalajara. Para no ser identificado, utilizaba una identidad falsa y aprovechaba las sesiones con sus clientes para supuestamente abusar sexualmente de ellas, según ha informado el Ministerio de Interior.

El detenido promocionaba sus servicios a través de carteles que pegaba en negocios y pequeños comercios. La investigación empezó por "comentarios en el pueblo sobre su manera de dar masajes", comentan fuentes de la Guardia Civil. Se le detuvo en la urbanización La Beltraneja cuando se dirigía al domicilio de una cliente.

La Guardia Civil continúa con la instrucción de diligencias, que serán remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Guadalajara. El 13 de noviembre de 2013 García Ribado abandonó la cárcel de Herrera de La Mancha (Ciudad Real), después de que la Audiencia Provincial de Madrid acordara su excarcelación.