Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea Nacional Catalana llama a los ciudadanos a protestar en las calles

Unas 300 personas se manifiestan en Cataluña tras la suspensión de la consulta por el TC

Desalojo de independentistas a las puertas del Congreso.  Una decena de miembros de las juventudes de ERC ha intentado desplegar una pancarta con el lema "Votaremos". FOTO: ÁLVARO GARCÍA / VÍDEO: ATLAS

El pleno del Tribunal Constitucional ha admitido a trámite esta tarde del lunes los recursos presentados por el Gobierno contra la consulta soberanista y se han producido ya las primeras reacciones de protesta en Cataluña. La Candidatura de Unitat Popular ha convocado una concentración ante la sede de la Delegación del Gobierno de Barcelona, situada en la confluencia entre las calles Mallorca y Llúria para expresar su repulsa y en defensa del 9-N. La protesta ha sido  la antesala de las movilizaciones que la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha convocado para este martes en las plazas de los Ayuntamientos catalanes.

La concentración de la CUP, que ha tenido el apoyo de del movimiento xarxa 9N, ha congregado a unas 300 personas. Los participantes de esta formación independentista se han reunido inicialmente ante las sedes de los distritos municipales y han marchado caminando hasta la Delegación del Gobierno que dirige Llanos de Luna. Fuertemente escoltado por patrullas antidisturbios –siete de la Policía Nacional y cuatro de los Mossos-, protegidos además por una doble valla, los manifestantes han portado estelades y han desplegado en el suelo pancartas con este lema: “Desobedecer por el referéndum; por la independencia”. David Fernández, diputado de la CUP, presente en la protesta, ha juzgado la suspensión como el ataque más duro a la democracia desde el fin de la dictadura.

La ACN empezó a movilizar a sus simpatizantes el mismo sábado, el día en que Mas firmó el decreto de convocatoria, instándoles a protestar ante los Ayuntamientos. Horas antes de la decisión del TC, Carme Forcadell, la presidenta de ANC tuiteaba desde su cuenta personal: "Si esta tarde el TC suspende la consulta, mañana a las siete de la tarde todos ante nuestro ayuntamiento". El colectivo, responsable de la organización de las tres últimas Diadas multitudinarias, leerá un comunicado censurando la “falta de democracia” del Gobierno español y lanzando un mensaje de optimismo a los independentistas: que el proceso soberanista continúa y continuará adelante.

Con las protestas, la ANC dará luz verde a su campaña en defensa del 9-N con el lema Ara es l’hora (“Ahora es la hora”). Su objetivo es que las plazas acojan una marea amarilla, el color elegido como símbolo de la movilización. La protesta goza del apoyo de los partidos de izquierda soberanistas (Esquerra, Iniciativa y la CUP). Convergència i Unió, que se ha reunido este lunes por la mañana, se ha negado a precisar si daba su apoyo a la concentración. El consejero de Interior, el democristiano Ramon Espadaler, ha actuado de portavoz y se ha negado en repetidas ocasiones a aclarar este extremo. Unió decidirá este domingo el sentido del voto en la eventual consulta.

Iniciativa per Catalunya, por contra, ya ha decidido que propondrá a sus militantes libertad de voto en la consulta de 9-N. La postura la someterán en un referéndum interno entre sus militantes y simpatizantes.  El secretario general de los ecosocialistas, Josep Vendrell, ha llamado a sus afiliados a manifestarse  tras calificae la suspensión de todo un error. "La salida al conflicto es llamar a los ciudadanos a decidir su futuro", ha insistido el dirigente que ha considerado "insólito y una vergüenza" que el Constitucional se haya reunido de urgencia para admitir los recursos cuando tiene el deber y la obligación de mostrar una apariencia de neutralidad en todas sus actuaciones. La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha confirmado que su partido acudirá a la protesta de la ACN y ha recordado que el proceso soberanista "se inició con una sentencia del TC contra el Estatut", por lo que las futuras sentencias de este tribunal "no detendrán el camino iniciado".

"Quiero ser libre; quiero un país nuevo"

CLARA GIL

La secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, ha presentado la campaña que los republicanos han preparado para apoyar la consulta y que se mantendrá hasta el día del referéndum. "Seguiremos con la campaña aunque el Tribunal Constitucional suspenda la ley de consultas y el decreto de convocatoria ", ha sostenido. Rovira ha asegurado que el 9 de noviembre "se votará" y que los republicanos seguirán adelante en su estrategia política. "No pueden hacernos elegir entre lo que dicta el Constitucional y lo que dicta el mandato democrático, es una obligación para nosotros cumplir con lo que han votado los catalanes", ha aseverado.

Bajo el lema "Vull ser lliure. Vull un pais nou (Quiero ser libre; quiero un país nuevo), la campaña se materializará en un puerta a puerta para convencer a los indecisos que acudan a votar y que pongan el doble en la papeleta "La idea no es trasladar nuestro argumentario a los convencidos, sino buscar a la gente que duda sobre ir a votar y sobre el contenido de su voto", ha resumido Lluis Salvadó, secretario general adjunto de Esquerra. La campaña de concienciación ciudadana de ERC está apoyada también por Iniciativa per Catalunya y la CUP.

El eje principal de la campaña de ERC es un vídeo con una canción de música folk Vull ser lliure, adaptada para este referendo. En el vídeo no aparece la palabra "independencia" ni tampoco una petición directa de voto, pero en los elementos visuales figura una urna con papeletas de votos que se introducen dentro de ella.

Más información