Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exministros y catedráticos avalan una ley de partidos similar a la del PSOE

Jordi Sevilla y Josep Piqué encabezan el Foro +Democracia, que propone primarias por ley

Exministros, catedráticos e intelectuales, agrupados en la iniciativa ciudadana Foro +Democracia, avalan una propuesta de ley de partidos políticos similar a la que ahora propone el PSOE y que incluye, por ejemplo, la obligación de celebrar primarias en todas las formaciones.

 Esta iniciativa ciudadana se constituyó en 2013. Desde entonces, ha celebrado jornadas, debates y reuniones de los que ha salido un proyecto de ley de partidos articulado que tiene por objeto democratizar el funcionamiento interno de los grupos políticos. En los últimos meses, sus miembros han trasladado la propuesta al Gobierno —a José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes— y al resto de grupos políticos. En total, ha sido presentada a 23 responsables de formaciones con representación en el Congreso y el Senado y en todas las comunidades autónomas. Ahora, los socialistas han anunciado, como adelantó este periódico el domingo, que presentarán en septiembre al resto de los grupos parlamentarios una propuesta de ley de partidos muy similar que incluya también una nueva regulación de la financiación y mecanismos de democracia interna, como la obligación de celebrar primarias abiertas en todas las formaciones.

Forman parte de esta iniciativa (www.foromasdemocracia.com), que en breve se constituirá en asociación, los exministros Jordi Sevilla, del PSOE, y Josep Piqué, del PP, y catedráticos como José Antonio Gómez Yáñez, Adela Cortina y Fernando Vallespín, entre otros. Aseguran que han recibido más de 60.000 firmas de apoyo a su propuesta a través de la plataforma Change.org.

Destacan que buscan “la democratización del funcionamiento interno, incrementando la capacidad de participación de los afiliados mediante elecciones directas para cargos internos”. La base es “la necesidad de abrir una nueva etapa con nuevos instrumentos para hacer que los partidos puedan seguir realizando su papel como servicio público que garantiza el derecho de participación política a toda la ciudadanía”.

Igual que la de los socialistas, la iniciativa se apoya en la ley alemana que permite la intervención del Estado en el funcionamiento interno de las formaciones políticas. Por eso promueve “la apertura de los procesos de selección de los candidatos electorales, incorporando al sistema electoral los procesos de primarias abiertas organizadas por las juntas electorales”.

“La designación de las candidaturas electorales de los partidos políticos se realizará mediante elecciones primarias. Estas se instituyen como primera fase del proceso electoral general y estarán regidas por la legislación electoral y por las disposiciones de la presente ley orgánica”, asegura el texto entregado por el PSOE a los grupos.

Esa idea es defendida también en sus programas electorales por UPyD e Izquierda Unida. El grupo de Rosa Díez llegó a presentar una iniciativa en el Congreso que fue rechazada con el voto en contra del PP y la abstención del PSOE.

La propuesta sobre la que trabajan los socialistas también coincide con la de Foro +Democracia en la inclusión de medidas de rendición de cuentas y transparencia de las finanzas de los partidos. También hace suya la nueva dirección del PSOE la idea de incluir un código ético común para todos los grupos y su unificación con la ley que regula su financiación.

Los socialistas proponen “la prohibición de condicionar la libertad de los cargos electos mediante la disciplina de voto” y “la prohibición de las donaciones anónimas y el establecimiento de responsabilidades penales en caso de financiación irregular, tanto en campañas electorales como para el funcionamiento ordinario de los partidos”. El PSOE quiere, además, que las empresas no puedan hacer donaciones a los partidos.