Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los detenidos por violar a una joven en Málaga grabaron su acción con el móvil

Los dos menores arrestados pasan a disposición del fiscal y los tres mayores de edad permanecen detenidos en comisaría

Zona del recinto ferial de Málaga donde se cometió la violación.
Zona del recinto ferial de Málaga donde se cometió la violación.

El real de la Feria de Málaga se convirtió el domingo a primera hora de la mañana en un escenario de terror para una joven de 20 años, que sufrió una violación por parte de cinco hombres, dos de ellos menores de edad. La víctima, que acababa de terminar su jornada de trabajo en una caseta del recinto ferial del Cortijo de Torres, a cinco kilómetros del centro de la ciudad, fue arrastrada bajo amenazas por el grupo de agresores a un lugar apartado, a las espaldas de una de las atracciones de feria, ya paradas en aquel momento.

Allí, ocultos de la vista de los feriantes y de las escasas personas que apuraban la primera noche de festejos en la capital malagueña, cometieron supuestamente su ataque. Según la investigación, los asaltantes se dividieron las funciones. Mientras uno intimidaba de palabra a la joven y otro la sujetaba para que no pudiera escapar, otros dos perpetraban físicamente la agresión sexual. El quinto miembro del grupo grabó supuestamente la escena con su teléfono móvil.

La mujer fue encontrada por una patrulla de la Policía Local sobre las ocho de la mañana del domingo. Estaba llorando en el suelo en una calle del polígono industrial La Estrella, vecino al recinto ferial. Tras la agresión, la joven se marchó del lugar desorientada. Mientras era trasladada al Hospital Clínico, la chica describió a los agentes a sus supuestos agresores. Dos de ellos todavía deambulaban por el real de la feria.

Los dos hombres cuyo aspecto coincidía con el facilitado con la víctima fueron detenidos por otra patrulla de Policía Local. Inmediatamente reconocieron su participación en el ataque y llevaron a los agentes hasta los otros tres supuestos agresores, con quienes habían quedado para desayunar en La Corta, una de las barriadas más deprimidas de Málaga. El grupo fue trasladado a la comisaría provincial del Cuerpo Nacional de Policía, que se ha hecho cargo de la investigación. Los cinco supuestos violadores fueron encerrados en celdas individuales para evitar que prepararan y coordinaran una coartada. Este lunes, los dos menores fueron puestos a disposición de la fiscalía tras cumplir el plazo máximo de 24 horas de estancia en dependencias policiales que contempla la ley del menor. Los tres mayores de edad, el mayor de los cuales tiene 23 años, permanecían detenidos en comisaría. En la detención, los agentes se incautaron de un teléfono móvil, aunque no se ha confirmado que fuera con este aparato con el que se grabó la violación de la joven. La víctima, que fue atendida en el Hospital Clínico, fue dada de alta el mismo domingo por la mañana. Los médicos certificaron la violación.

El suceso, uno de los más graves que se recuerda en la feria malagueña, se vio envuelto en la controversia política. El PP gobernante y el PSOE, líder de la oposición, tardaron varias horas en salir a condenar una agresión que empaña la imagen de “la mayor feria del sur de Europa”, como gusta de presumir el alcalde, Francisco de la Torre (PP). El regidor defendió este lunes la “eficacia policial” que permitió detener a los agresores una hora después del ataque, y sostuvo que “no se puede poner un policía detrás de cada ciudadano”. “Insisto en que hay más de mil violaciones al año en España; no digo que no tenga importancia, y lo condeno de manera absoluta, pero no vayamos a crear ahora la imagen de que Málaga es un espacio inseguro”, manifestó. De la Torre opinó que “hay que trabajar en materia de educación para poder llevar a cabo una labor de prevención” ante este tipo de delitos.

Más información