Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos 600 inmigrantes intentan un nuevo salto a la valla de Melilla

El intento se ha producido por la zona de Villa Pilar, muy cercana al CETI. Ninguno ha logrado pasar a la ciudad

Unos 600 inmigrantes, en dos grupos, han protagonizado a primera hora de esta madrugada nuevos intentos de salto masivo a la valla de Melilla. Aunque, según las primeras informaciones, ninguno ha conseguido entrar a la ciudad autónoma, un numeroso grupo ha accedido al espacio entre las dos alambradas y se ha encaramado al vallado. Los nuevos intentos se producen un día después de los tres que ayer protagonizaron unos 750 inmigrantes. Unos 80 lograron entrar en la ciudad, 50 de ellos tras pasar horas encaramados a la valla.

Esta madrugada, los inmigrantes han elegido la zona conocida como Villa Pilar, muy cercana al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad, y la de Beni Enzar. Sobre las cinco y media de la mañana, un grupo de unas 300 personas se ha acercado por la zona de Villa Pilar para intentar superar el vallado, reforzado recientemente con malla antitrepa. Según las primeras informaciones, ninguno ha conseguido entrar en Melilla, pero sí un grupo muy numeroso, alrededor de un centenar, según EFE, ha conseguido alcanzar la zona del entrevallado y se ha encaramado a lo alto de la alambrada.

Poco después, otro grupo intentaba saltar el vallado en la zona de Beni Enzar. El intento ha sido controlado por la policía marroquí y la Nacional española. Los agentes han cerrado el paso fronterizo para evitar la posible entrada de inmigrantes. Una ambulancia ha atendido a tres heridos.

Este martes, se produjeron hasta tres saltos, dos por la mañana y un intento a mediodía. Por la mañana, un grupo de unos 700 subsaharianos intentaron entrar en la ciudad. Unos 20 lo lograron en el mismo intento, mientras que otra cincuentena permanecieron encaramados a la valla hasta pasado el mediodía, cuando los agentes que vigilan la frontera les hicieron bajar y les trasladaron al CETI. Ya por la tarde, un grupo de 50 hombres repitieron el intento por la zona de Beni Enzar. El salto fue abortado por la la policia marroquí, que cerró el paso fronterizo de esa zona durante un cuarto de hora como prevención ante la posibilidad de que los inmigrantes llegasen hasta el mismo.