Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro reta al fiscal a que le denuncie por prevaricación si se cree lo que escribe

El magistrado considera que el recurso de Anticorrupción le imputa delitos y le falta al respeto

El supuesto idilio profesional entre el juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach parece definitivamente roto. El instructor del caso Nóos ha retado a la fiscalía a que presente una querella contra él por prevaricación, si es que realmente sostiene las afirmaciones sobre el juez que Horrach ha escrito en su recurso al procesamiento de la infanta Cristina.

"Creo que si el Ministerio fiscal cree lo que escribe, y habría que suponer que sí, lo que tiene que hacer es presentar, tenía que haberlo hecho ya, una querella contra mí por prevaricación", ha afirmado hoy el juez al llegar a los juzgados de Palma. A preguntas de los periodistas, Castro ha afirmado que el escrito de Horrach "contiene claras imputaciones de que yo he cometido un delito de prevaricación".

El magistrado ha indicado que el último escrito de Horrach y "otros muchos" anteriores contienen "expresiones de descrédito y falta de respeto" hacia su persona. Dice el instructor que la actuación del ministerio público "es legítima" aunque apostilló que la falta de imparcialidad también puede ser atribuible a un fiscal de la misma forma.

Castro y Horrach formaron durante años un duro dúo contra la corrupción que había campado en Baleares. Entre ambos hilvanaron con cientos de pruebas el caso Nóos, hasta destapar una trama de corrupción dirigida por Iñaki Urdangarin, esposo de la Infanta.

Mediante un duro recurso de 63 páginas, el fiscal recrimina a Castro haber llevado a cabo una instrucción "a la carta" y haber practicado investigaciones "contradictorias" en torno a la Infanta Cristina "a modo de encaje de bolillos".

El fiscal anticorrupción consideró que el juez José Castro manejó datos equívocos, “simples suposiciones” para “construir unos hechos con apariencia delictiva” con el objetivo predeterminado de imputar “a la carta” a la infanta Cristina de Borbón. Horrach afirmó que el juez relegó “los parámetros de imparcialidad, objetividad y congruencia”.

El fiscal dice que no hay base alguna para la incriminación de la Infanta y sostiene que la instrucción ha sido desarrollada “a la carta” por Castro, con un “trato discriminatorio”, en “una espiral inquisitiva”, “magnificando” datos desfavorables y “despreciando” otros exculpatorios.

Asimismo, critica que el magistrado haya hecho sobre la hermana del Rey Felipe VI "un juicio de valor basado en meras conjeturas: Doña Cristina de Borbón es culpable, no se sabe bien de qué, para a continuación emprender una intensa prospección para ver si se la pilla en un renuncio".

"Cuando el puerto de destino está determinado antes de iniciar la investigación, basado en meras conjeturas, contamina de tal forma la marcha exploratoria que la convierte en un itinerario inamovible, en el cual los parámetros de imparcialidad, objetividad y congruencia que deben presidir cualquier actuación judicial quedan relegados", subraya tajante Horrach, entre otras numerosas consideraciones y críticas hacia el juez.

El fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, ha defendido que el recurso presentado por el fiscal anticorrupción Pedro Horrach contra el auto de fin de instrucción del caso Nóos no falta al respeto al juez José Castro. "Son cuestiones que para argumentar se tienen que hacer", ha remarcado al respecto.

Más información