Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE hará de los datos del paro un eje de su campaña europea

Los socialistas creen que el mensaje optimista del Gobierno se ha venido abajo

"El único resultado digno es ganar”, advierte la guía de campaña del equipo de Valenciano

Elena Valenciano, en un mitin en Granada el mes pasado.
Elena Valenciano, en un mitin en Granada el mes pasado.

Los “malísimos datos” de la encuesta de población activa (EPA) conocidos esta semana —más destrucción de empleo, más tasa de paro, menos población activa— han “echado por tierra la propaganda” sobre la recuperación económica y han “arruinado” el discurso de “triunfalismo y trompetería” construido por el Gobierno en los últimos meses. Toda la estrategia electoral del PP para los comicios europeos del 25 de mayo, basada en el mensaje de que la recuperación ha empezado, está ahora mismo “patas arriba”. Esa es la conclusión que saca el comité de campaña del PSOE, que ha decidido hacer de ese jarro de agua fría de la EPA un pilar de su discurso para las europeas, según fuentes de la dirección socialista.

Cada día es más evidente, según estas fuentes, que “la mayoría de los españoles no notan la mejora en su situación personal ni en la de la gente que les rodea”, y que, además, “las decisiones injustas del Gobierno están castigando duramente a los sectores que más habían pagado ya la crisis, como los jóvenes, los estudiantes, los parados, los jubilados, los enfermos y las mujeres”. Por eso, el PSOE va a redoblar sus mensajes de campaña dirigidos a denunciar el “catastrófico balance” de los dos años de Gobierno de Mariano Rajoy, que según los socialistas se resumen así: “650.000 parados más, salarios más bajos, impuestos más altos, menos crédito, más deuda y recortes brutales en los servicios públicos”.

A la réplica que hacen el PP y partidos como IU o UPyD —esto eso, que los socialistas no son nadie para criticar los recortes o el paro porque ellos también hicieron recortes y vieron dispararse el paro—, el PSOE responde con dos afirmaciones: una, que lo que ellos hicieron en el Gobierno no es comparable a lo que luego ha hecho el PP; dos, que la razón por la que los Gobiernos socialdemócratas europeos han aplicado y siguen aplicando políticas de austeridad es que la derecha tiene mayoría en las instituciones europeas, y que estas son las que marcan el rumbo de la política económica de los países. El mensaje que quiere trasladar el PSOE es que “España necesita el cambio en Europa para salir del agujero”.

“Vamos a por todas en estas elecciones. No nos vamos a conformar con una derrota digna; el único resultado digno es ganar”, sostiene la guía de campaña de los socialistas, que da esta razón para votarles: “Para que los dos próximos años no sean un calvario. Para que no tengan otro remedio que rectificar”. El documento hace una defensa férrea del bipartidismo —“solo hay dos opciones de gobierno en Europa: los conservadores y los socialdemócratas”, dice— y señala que su candidata, Elena Valenciano, enarbolará cuatro banderas: las de los jóvenes, las mujeres, los trabajadores y el medio ambiente. Con ellas los socialistas pretenden atraer a quienes le dieron la espalda en 2011: “Millones de ciudadanos que quisieron de buena fe dar una oportunidad a un nuevo Gobierno” y que, según interpreta el PSOE, ahora se sienten “engañados, humillados y traicionados”.

 

Más información