Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ingresa en prisión un segundo detenido por los disturbios del 22-M

Ismael N. C. supuestamente arrancó vallas y lanzó piedras contra la policía

El arrestado fue identificado por dos agentes en una rueda de reconocimiento

El titular del juzgado número 48 de Madrid, Ignacio Bigeriego González-Camino, ha ordenado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de Ismael N. C. por su supuesta implicación en los  disturbios registrados en la manifestación de la Marcha de la Dignidad el pasado 22 de marzo. El juez ha apreciado indicios razonables de su participación en estos altercados, ya que ha sido identificado como el autor del lanzamiento de una señal de tráfico contra unos policías. Está acusado de los delitos de atentado contra agente de la autoridad, agravado con utilización de medio peligroso y de dos delitos de lesiones, además de desórdenes públicos.

El auto de ingreso en prisión se ha basado en la declaración de dos policías nacionales que vieron al imputado en las inmediaciones de la Plaza de Colón. Según sus testimonios, este arrancó vallas y lanzó piedras contra la policía. También lanzó una señal de tráfico de color azul contra los dos agentes que pudieron esquivarla. “No así el policía nacional que recibió un impacto en el hombro. Dicha señal de tráfico era de estructura metálica y tenía una longitud de más de dos metros, lo cual constituye sin duda un medio peligroso susceptible de causar lesiones graves a la persona que reciba el impacto con la misma”, relata el magistrado.

Los dos policías reconocieron “sin género de dudas” al imputado en una rueda de reconocimiento como la persona que lanzó dicha señal de tráfico y que antes les había tirado piedras. “Con la finalidad de asegurar la presencia del mismo en las diligencias de instrucción que pueda acordar el juzgado competente, así como en el juicio oral, es necesaria adoptar la medida cautelar que nos ocupa para evitar el riesgo de fuga, que se desprende de la gravedad de los hechos y de la pena legalmente prevista [más de tres años de prisión]”, concluye el magistrado.

Este es el segundo detenido que ingresa en prisión, después de que otro de los arrestados fuera acusado de un delito de lesiones graves y el juez de guardia también decretara su prisión provisional ante el riesgo de fuga y la gravedad de los delitos. En este caso se trata de una de las 11 personas detenidas el pasado viernes 4 de abril por parte de policías de la Brigada Provincial de Información de Madrid.

Los altercados por la Marcha de la Dignidad acabaron con 101 heridos, de los que 67 eran policías y el resto manifestantes. El Cuerpo Nacional de Policía abrió una información reservada para determinar si hubo negligencia o mala actuación por parte de los mandos. Todavía se desconoce la conclusión definitiva.

Más información