Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Denuncia contra la presidenta del PP

Aguirre aceleró “tres veces” y obligó al agente a apartarse “para no ser arrollado”

Relato exhaustivo de los funcionarios que denunciaron a la presidenta del PP madrileño

La denuncia presentada en comisaría por los agentes de movilidad contra la presidenta del PP madrileño Esperanza Aguirre detalla que la dirigente popular aceleró "tres veces" antes de intentar arrollarlos y huir. Tras el incidente, la dirigente fue perseguida hasta su domicilio por agentes municipales con señales acústicas y luminosas.

La denuncia comienza así: “Los comparecientes se encontraban realizando labores propias de su función en un punto fijo de la plaza de Callao. Sobre las 16.15 horas, tras producirse el relevo en el mencionado punto fijo, los actuantes se dirigen con su motocicleta rotulada hacia un vehículo marca Toyota, con placa de matrícula xxx, el cual se encuentra estacionado en el carril bus, obstaculizando gravemente la circulación en toda la vía. En primer lugar se aproxima al vehículo el agente de movilidad con carné xxx quien observa que el vehículo se encuentra vacío, por lo que procede a comenzar la denuncia del vehículo por encontrarse estacionado en carril destinado al servicio público y, transcurridos unos segundos, llega el agente de movilidad con carné xxx situando su motocicleta delante del vehículo mal estacionado”.

“En estos momentos”, prosigue la denuncia, “se persona la conductora del referido vehículo, solicitándole el agente de movilidad xxx el permiso de conducción y la documentación del vehículo. La conductora, mediante la exhibición del permiso de conducir número xxx acredita ser y llamarse Esperanza Aguirre Gil de Biedma, se dirige al agente movilidad diciéndole que el coche estaba estacionado poco tiempo. El agente de movilidad le responde que no es cierto, puesto que lleva observando el vehículo mal estacionado durante mucho tiempo desde el punto fijo en el cual se encontraba realizando sus funciones. Tras hacer entrega al agente de la documentación, la conductora hace el comentario: “Qué pasa, ¿bronquita y denuncia? Vais a por mí porque soy famosa. Tienes la placa, denuncia el vehículo", a lo que el actuante le contesta que tan solo le va a notificar la denuncia, tal y como haría con cualquier otra persona”.

El incidente entre los agentes de movilidad y la dirigente popular sigue subiendo grados: “Tras proceder a su filiación, le solicita nuevamente la documentación del vehículo, entregándole la conductora un gran número de papeles, entre los cuales no se encuentra la documentación solicitada del vehículo. Al comprobar el agente de movilidad actuante que lo solicitado no se encuentra entre los papeles entrgados, le devuelve los papeles a la vez que que le solicitaba nuevamente la documentación del vehículo, a lo que la conductora le responde: “Yo me voy, tienes la placa, denunciame”.

El conflicto sube de tono: “El agente de movilidad le dice que no se puede marchar, puesto que no ha finalizado la denuncia, mientras que el agente de movilidad, quien se encuentra delante del vehículo, se dirige a a la conductora diciéndole que no avanzase con el vehículo. La conductora hace caso omiso a las órdenes recibidas por parte de los actuantes y acelera hasta en tres ocasiones, provocando que el agente de movilidad vaya retrocediendo marcha atrás varios metros, hasta que llega un momento en el cual tiene que apartarse porque de lo contrario hubiese sido arrollado por el vehículo”. La tensión aumenta:“A la vez que se apartaba el agente de movilidad y tras gritarle nuevamente que se parase o colisionaba con la motocicleta, la conductora sigue avanzando con un acelerón brusco, llegando a colisionar con su parte trasera derecha por el lado izquierdo de la motocicleta, la cual se cae al suelo, sufriendo daños en el lateral derecho de la misma”.

Aguirre decide emprender la fuga. “La conductora no se para tras la colisión, prosiguiendo su marcha del lugar por la Gran Vía dirección Jesús del Valle”. “Antes de producirse la colisión del vehículo con la motocicleta y la posterior huida, el indicativo de policía municipal, con indicativo xxx, compuesto por los agentes con carnet profesional número xxx y xxx, el cual se encontraba apoyando a los actuantes en la regulación del tráfico rodado, se sitúa a la altura del vehículo, ordenándole que detuviese el mismo. Se produce una persecución entre el vehículo y el indicativo de policía municipal, junto al agente de movilidad xxx, que se une tras levantar la motocicleta del suelo, circulando ambos indicativos con las señales acústicas y luminosas encendidas”.

Y Aguirre llega a su casa: “Una vez en la puerta del domicilio, antes de llegar a meter el vehículo en el garaje, la conductora se baja del mismo, momento en el que es requerida por los agentes de Policía Municipal. Una vez se encontraba la conductora junto a los agentes de policía, se personan los comparecientes, abandonando la conductora el lugar para introducirse en su domicilio”.

Más información