Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia frena de nuevo la extradición del kazajo Pavlov

La Sala de lo Contencioso rechaza la expulsión del disidente, como pretende el Gobierno, hasta que se resuelva su solicitud de asilo

Alexander Pavlov
Alexander Pavlov

La Audiencia Nacional sigue frenando la pretensión del Gobierno de extraditar al disidente kazajo Alexander Pavlov. La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha rechazado el recurso de la Abogacía del Estado, que representa al Gobierno, contra la resolución del mismo tribunal del pasado 25 de febrero que denegó la expulsión de Pavlov de manera cautelar. La Audiencia insiste en que el guardaespaldas del oligarca y opositor kazajo Muktar Ablyazov debe permanecer en España hasta que se resuelva su petición de asilo, ya que Pavlov alega que su entrega puede acarrear consecuencias para su integridad física e incluso contra su vida. La sala argumenta que la vista en la que se resolverá sobre la petición de asilo, denegada por el Gobierno, se celebrará de forma inminente.

La sala considera que la “apariencia de buen derecho” (el principio latino “fumus bonus iuris”) obliga a mantener la suspensión de la expulsión de Pavlov hasta que el tribunal se pronuncie sobre el recurso contra la denegación del asilo. El gobierno de la república exsoviética, presidido por Narsultan Nazarbáyev, está acusado por diversas ONG de torturas y malos tratos en prisión. El pasado septiembre, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y una delegación de empresarios visitaron Kazajistán, el sexto país en recursos naturales y uno de los grandes exportadores de uranio, petróleo, gas natural y algodón. Su presidente, de 72 años, tiene una fortuna estimada en 750 millones de euros y ha aprobado una ley que le concede inmunidad hasta su muerte.

En julio de 2013, la Sección Segunda de la Audiencia acordó la entrega de Pavlov pese al riesgo de tortura. Esta decisión fue ratificada por en noviembre por el pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia, aprobó por 10 votos contra siete la extradición de Pavlov, que fue detenido en diciembre de 2012 en la estación de tren madrileña de Chamartín cuando bajaba de un tren procedente de París. Sobre él pesaba una orden internacional de detención dictada por la justicia de Kazajistán por presuntos delitos de terrorismo y estafa.

El Consejo de Ministros acordó en febrero pasado la entrega de Pavlov, de 37 años, autorizada semanas antes por la Sala de lo Penal de la Audiencia. La Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional paralizó cautelarmente la extradición tras saber que Interpol había iniciado las primeras gestiones para su entrega inmediata.