Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios trasladan al Príncipe su preocupación por la falta de diálogo

El heredero cena con 24 ejecutivos del ‘lobby’ Puente Aéreo en Barcelona

El Príncipe de Asturias y de Girona, acompañado del Abad de Poblet, Josep Alegre. Ampliar foto
El Príncipe de Asturias y de Girona, acompañado del Abad de Poblet, Josep Alegre. EFE

El lobby Puente Aéreo, que reúne a empresarios de Barcelona y Madrid, aprovechó la visita de cuatro días del Príncipe a Cataluña para trasladarle la demanda de diálogo que la patronal lleva meses reclamando a los Ejecutivos central y catalán. En un ágape que moderó y acogió el conde de Godó en su domicilio de Barcelona, don Felipe cenó el martes con 24 empresarios y ejecutivos. Estos charlaron con el Príncipe sobre todo sobre dos asuntos: la situación económica y las relaciones entre Cataluña y España. Varios asistentes coincidieron al explicar que el Príncipe fue “muy receptivo” a todas las intervenciones.

Los empresarios reivindicaron ante don Felipe su vocación de tender puentes entre los Gobiernos de Madrid y Barcelona. No hubo preguntas comprometidas, sino que más bien se trasladó la preocupación por las malas relaciones entre Administraciones y se abogó por explorar todas las vías posibles para que se restablezca el diálogo.

Los directivos que asistieron a la cena trasladaron al Príncipe su convicción de que debería producirse algún movimiento que permita desbloquear la situación entre ambos Ejecutivos, que a su juicio se hallan refugiados en posiciones maximalistas. Alguno de los asistentes terció que era necesaria “imaginación” para abordar y resolver el encaje de Cataluña en España. Los asistentes consultados explican que todo ello se dio en un clima cordial en el que el Príncipe escuchó con atención todas las intervenciones de los empresarios. Tanto don Felipe como el Rey llevan meses manteniendo contactos discretos para tomar el pulso a la situación política y social que vive Cataluña.

A la cena acudieron Salvador Alemany (Abertis), Jaime Castellanos (Willis Iberia), Luis Conde (Seelinger y Conde), Emilio Cuatrecasas (Cuatrecasas, Gonçalves Pereira), Luis de Carlos (Uría Menéndez), José Manuel Entrecanales (Acciona), Ignacio Garralda (Mutua Madrileña), Joaquim Gay de Montellà (Fomento del Trabajo), Carlos Godó (Grupo Godó), Javier Godó (La Vanguardia), Enrique Lacalle (Barcelona Meeting Point), José Manuel Lara Bosch (Planeta), Javier Monzón (Indra), Juan María Nin (Caixabank), Josep Oliu (Banc Sabadell), Alberto Palatchi (Pronovias), Marc Puig (Puig), Rodrigo Rato, Juan Rosell (CEOE), Ángel Simón (Agbar), Manuel Torreblanca (Barceleuro), Antonio Vázquez (IAG), Juan Miguel Villar Mir (OHL) y José María Xercavins (Metroinvest).

El Príncipe cerró con una visita al monasterio de Poblet su visita a Cataluña, en la que ha acudido también al Mobile World Congress. En este congreso, el de mayor envergadura que se celebra en Barcelona, coincidió con el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Allí, el Príncipe elogió en su discurso institucional las ventajas de la colaboración entre Administraciones.

En Poblet, el Príncipe presidió una reunión de trabajo de la Sociedad Bicentenario General Prim 2014. Se trata de un evento constituido para homenajear la figura del general y político Juan Prim con motivo de los 200 años de su nacimiento en Reus (Tarragona). Don Felipe fue recibido por el padre abad, Josep Alegre, y el padre prior, Lluc Toral. Tras saludar a la comunidad religiosa, se fotografió y departió distendidamente unos minutos con una decena de turistas que se encontraban visitando el recinto, entre ellos una familia chilena. Antes del inicio de la reunión, el Príncipe también recordó al guitarrista Paco de Lucía, fallecido este miércoles: “Es una pérdida grande, sentía mucho afecto por él”, aseguró don Felipe. El músico fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2004.

Más información