Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de inmigrantes logra entrar en Melilla tras saltar la valla fronteriza

Medio millar de personas ha tratado de alcanzar la ciudad autónoma

Fuentes de la Guardia Civil tilda el incidente de "muy violento"

Gendarmes marroquíes, al tratar de frenar a los subsaharianos, se parapetan entre las vallas

Imágenes captadas esta mañana por las cámaras de la frontera de Melilla. atlas

Un centenar de inmigrantes subsaharianos ha conseguido acceder a la ciudad autónoma de Melilla, tras saltar la valla fronteriza con Marruecos. Fuentes de la Guardia Civil, que han tildado de "muy violento" este último incidente en la frontera, han informado de que medio millar de personas ha tratado a primera hora de este lunes alcanzar los límites de la ciudad autónoma. El Ministerio de Interior ha difundido un vídeo en el que se observa a los inmigrantes lanzando piedras y, también, a un par de agentes del instituto armado que se las tira a los subsaharianos.

Las mismas fuentes han señalado que miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes se han refugiado en el espacio comprendido entre las dos vallas que separan Melilla de Marruecos, ya que los inmigrantes han usado piedras y palos para acceder a la ciudad autónoma. El Ministerio de Interior marroquí ha recalcado que han contabilizado, al menos, 27 heridos: 13 gendarmes y 14 subsaharianos. Por su parte, según ha subrayado la Delegación del Gobierno, 30 extranjeros han necesitado asistencia médica en territorio español —procurada por el médico del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que no ha estimado en ningún caso el traslado al servicio de urgencias del Hospital Comarcal—.

La Delegación del Gobierno en Melilla confirma que unos 500 inmigrantes han intentado el salto, con "actitud violenta". "Hasta tal punto que las fuerzas marroquíes han pedido ayuda a la Guardia Civil", aseguran desde la delegación. El medio millar de inmigrantes se ha dividido en dos grupos sobre las ocho menos diez, entre la Vaguada Linares y Río Nano.

Es el segundo salto que se produce en apenas una semana, ya que el pasado lunes otros 150 inmigrantes consiguieron entrar a Melilla. En el último año, casi el 60% de los inmigrantes irregulares que consiguieron entrar en España lo hicieron por Ceuta y Melilla, según el último balance de la Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía. Además, más de un 15% de los intentos de alcanzar la Península se hizo a través del salto de vallas.

La muerte de 15 subsaharianos a principios de febrero en otro intento de cruzar las fronteras, aquella vez en Ceuta, ha encendido el debate en la Unión Europea. La Comisión Europea envió una carta en la que exigía explicaciones a España por la tragedia. Mientras tanto, el Ministerio del Interior, que pedía más ayudas a las instituciones europeas para el control de la inmigración, admitió que existen informes contradictorios el pasado jueves. Además, pidió a Marruecos un sistema de devolución en caliente de inmigrantes.

Más información