Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior pide a Marruecos un sistema de devolución en caliente de inmigrantes

El ministro admite que hay informes contradictorios sobre la carga de Ceuta

Un vehículo de la Guardia Civil en la puerta por donde se hacen la mayoría de las expulsiones de inmigrantes a Marruecos de forma ilegal.  Ampliar foto
Un vehículo de la Guardia Civil en la puerta por donde se hacen la mayoría de las expulsiones de inmigrantes a Marruecos de forma ilegal.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ofreció este jueves a su homólogo marroquí, Mohamed Hassad, “articular un mecanismo coordinado por el que se procedería a la inmediata devolución de quienes entren de forma violenta o flagrante en Ceuta y Melilla”, según informó el ministerio español a través de un comunicado.

Según Interior, el primer paso para estas devoluciones inmediatas “ya estaría dado a través del acuerdo de readmisión hispano-marroquí de 1992, actualmente en vigor”. Fernández le expresó a su homólogo magrebí la necesidad de buscar soluciones encaminadas, por un lado, a poner fin a las actividades de las redes de inmigración irregular y, por otro, a aliviar la enorme presión que sufren Ceuta y Melilla y las fuerzas de seguridad de ambos países.

Ante este escenario, Fernández propuso a Hassad una serie de iniciativas dirigidas a ampliar y potenciar la “excelente cooperación” que mantienen ambos países, incluyendo el mecanismo por el que se procedería a la “inmediata devolución” de los inmigrantes que “entren de forma violenta o flagrante en Ceuta y Melilla”. Es la llamada devolución en caliente.

El Comité Mixto, previsto en el artículo 11 del Acuerdo de Readmisión Bilateral firmado en 1992, y que entró en vigor en diciembre de 2012, se convocará a fines del próximo marzo en Tánger (Marruecos).

El tratado firmado en marzo de 1992 entre los ministros de España y Marruecos (José Luis Corcuera y Driss Basri) establece: “La solicitud de readmisión deberá ser presentada en los 10 días posteriores a la entrada ilegal en el territorio del Estado requerido. En ella se harán constar todos los datos disponibles relativos a la identidad, a la documentación personal eventualmente poseída por el extranjero y a las condiciones de su entrada ilegal en el territorio del Estado requiriente, así como cualquier otra información de que se disponga sobre el mismo”.

El responsable de Interior español se reunió en París con sus homólogos de Francia, Portugal y Marruecos y acordaron reforzar su mutua colaboración en varios aspectos, entre ellos el control de fronteras y la “lucha contra la inmigración irregular”, informa Juan Peces.

Fernández, admitió en la posterior rueda de prensa en París la existencia de informes de la Guardia Civil contradictorios sobre las circunstancias en que se produjo el pasado día 6 la tragedia que acabó con la muerte de al menos 15 inmigrantes en Ceuta. Preguntado sobre la ocultación del uso de pelotas de goma disparadas contra inmigrantes en el agua, Fernández respondió que “los documentos publicados por la prensa [EL PAÍS] pertenecen a un informe realizado en las primeras horas” del suceso. Y añadió: “Después pedí un informe exhaustivo, que no es lo mismo”.

Precisamente este miércoles, la Guardia Civil entregó en el Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta una copia digital con la grabación sin editar de las cámaras que recogieron el intento masivo de entrada en la ciudad autónoma del pasado 6 de febrero, en el que murieron ahogados 15 inmigrantes subsaharianos, según han confirmado fuentes del instituto armado.

La grabación está acompañada de un informe para “contextualizar” las imágenes, añaden las mismas fuentes. Se trata de una explicación de los vídeos, ya que la juez Carmen Serván había solicitado que la Guardia Civil precisara los detalles de cada una de las cámaras, dónde están ubicadas y el momento en el que se realizó grabación, dada la duración de las imágenes y el número de ellas instaladas en el perímetro fronterizo, tanto térmicas como las del Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE).

La copia entregada en el juzgado incluye más de 20 horas de material audiovisual, teniendo en cuenta que la magistrada ha pedido grabaciones “en bruto” de cada uno de los dispositivos que recogieron lo ocurrido: las cámaras situadas en el paso del Biutz; las de la frontera del Tarajal y aquellas otras que hayan captado la playa, que son los puntos por los que los inmigrantes subsaharianos intentaron llegar a Ceuta.

El material entregado incluye todo lo que grabaron de manera continuada al menos cinco cámaras del perímetro fronterizo, donde hay instalados 37 dispositivos, durante más de cuatro horas. Desde que se detectó al grupo de subsaharianos (unos 250), bajando del monte a las 5.45 del 6 de febrero, hasta pasadas las nueve de la mañana. La copia entregada a la juez incluye imágenes “de toda la zona afectada”, como la playa marroquí fronteriza con Ceuta, desde la que a las 7.38 intentaron llegar a nado varias decenas de inmigrantes.