Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El senador Granados admite que tuvo una cuenta en Suiza entre 1996 y 2000

El exalcalde de Valdemoro dice que el dinero no está relacionado con su actividad política

"No me planteo dimitir", señala el también ex secretario general del PP de Madrid

Aguirre ha pedido explicaciones a su antiguo hombre de confianza, que ha negado la cuenta

El senador por designación autonómica Francisco Granados en un escaño de la Asamblea de Madrid. Detrás, Ignacio González y Esperanza Aguirre.
El senador por designación autonómica Francisco Granados en un escaño de la Asamblea de Madrid. Detrás, Ignacio González y Esperanza Aguirre.

El descubrimiento de una cuenta suiza, a nombre de Francisco Granados, con 1,5 millones de euros ha vuelto a sacudir el Partido Popular. Pero en esta ocasión, mientras el interesado asegura que es “rotundamente falso” que siga manteniendo depósitos en ese país, los principales dirigentes de la formación guardan silencio o le exigen explicaciones concluyentes.

El senador y ex número dos del partido en la Comunidad de Madrid reconoció ayer que tuvo una cuenta en Suiza entre 1996 y 2000, pero negó tajantemente que durante los años dedicados a la actividad política mantuviera depósitos en el extranjero. Esta versión contrasta con una información publicada por El Mundo, que asegura que la justicia helvética ha comunicado a las autoridades españolas la existencia de una cuenta bancaria a su nombre desde 1999, el mismo año en que Granados fue elegido alcalde de Valdemoro (Madrid). El dirigente popular, antigua mano derecha de Esperanza Aguirre, declaró a EL PAÍS que no se plantea dimitir. Pero su reacción oficial se limitó a la negación, sin aportar pruebas. El PP accedió a remitir un comunicado “a petición del senador del GPP”, aunque lo hizo sin el membrete del partido que suelen tener estas notas y como ocurrió, por ejemplo, en julio 2009 tras la imputación del extesorero Luis Bárcenas.

Granados, que en los noventa trabajó en la banca de inversión, asegura en el comunicado que todos sus ingresos y patrimonio están declarados a Hacienda y se pueden consultar en la web del Senado. En esa documentación figuran depósitos en cuentas bancarias por 510.000 euros declarados al principio de esta legislatura. En cualquier caso, ayer en los despachos de la dirección nacional, en Génova, 13 optaron por no pronunciarse abiertamente sobre las actividades del senador. Fuentes populares se remitieron a las explicaciones del propio Granados y, en todo caso, de la dirección del partido en la Comunidad de Madrid. Y Aguirre fue, de hecho, la primera dirigente en ponerse en contacto con el que fue uno de sus hombres de confianza para exigirle aclaraciones, según aseguró a los medios el presidente autonómico, Ignacio González., informa Efe

En los pasillos del Congreso de los Diputados, nadie quiso poner la mano en el fuego por Granados. Los miembros del Gobierno extremaron las cautelas. El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró que no tiene ninguna información sobre la cuenta investigada, y que el Gobierno y el ministerio no tienen acceso a ningún asunto que esté judicializado y que, por tanto, sea secreto. Según lo publicado, el descubrimiento de los fondos se produjo en un rastreo rutinario del Ministerio de Justicia, que se realiza para prevenir la entrada de dinero sucio procedente de la corrupción, el narcotráfico u otras actividades delictivas. Otros ministros interpelados sobre esta cuestión, como Cristóbal Montoro o Miguel Arias Cañete, aseguraron no tener información sobre la cuenta atribuida al senador.

Otro dirigente que coincidió con Granados en el Gobierno de Aguirre, Alfredo Prada, le reclamó abiertamente “explicaciones”. “Que opine él, no me corresponde a mí dar mi opinión sobre que una persona tenga o no tenga dinero y la procedencia del mismo. El que tiene que dar explicaciones y aclarar toda la información es el señor Granados”, consideró.

Más información