Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madina rechazó ir de ‘número dos’ de Chacón a las primarias del PSOE

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso prepara su propia candidatura

Carme Chacón y Eduardo Madina, en abril de 2013, a la salida del Congreso. Ampliar foto
Carme Chacón y Eduardo Madina, en abril de 2013, a la salida del Congreso. EFE

El pasado 17 de enero Carme Chacón y Eduardo Madina mantuvieron una larga reunión en Madrid. El café se prolongó más de dos horas en la víspera del Comité Federal en el que se fijó el reglamento y el calendario de las primarias del PSOE que se inicia en marzo en Valencia, Aragón y Murcia, seguirá en septiembre en el resto de comunidades autónomas y Ayuntamientos, y concluirá en noviembre en toda España para las elecciones generales.

Chacón convocó a Madina, secretario general del Grupo Socialista del Congreso, para trasladarle una oferta: que se integre en su candidatura para las primarias como número dos. Fuentes próximas a ambos ratifican que el mensaje fue claro y, obviamente, supondría la renuncia de Madina. Ambos sumarían esfuerzos y limitaría las candidaturas que, de forma extraoficial en este momento, incluye también a Patxi López, exlehendakari y líder del PSE.

Las fuentes coinciden en todo caso en que la respuesta de Madina fue negativa, no aceptó la propuesta de la exministra de Defensa y de Vivienda. A partir de ahí, fuentes próximas al dirigente socialista explican que su respuesta fue decirle que no, pero porque mantiene aún la expectativa de anunciar después de las elecciones europeas del mes de mayo si, finalmente, da el paso de concurrir a las primarias en noviembre.

En esa respuesta negativa coinciden todas las versiones. La única divergencia es que fuentes próximas a Chacón aseguran que, además, Madina le respondió que su intención es optar en esas primarias y que, por eso, le hacía la misma propuesta a la exministra: que forme parte de su candidatura cuando la anuncie. Que le gustaría contar con Chacón en su equipo como número dos. En todo caso, la reunión terminó sin acuerdo ni decisión común.

Madina ha mantenido hasta ahora en público una posición ambigua sobre su posible candidatura. No obstante, en las últimas semanas en el Grupo Socialista del Congreso se ha instalado la percepción de que ha dado pasos que muestran su clara voluntad de preparar su candidatura. Esta semana, además, ha recibido el apoyo público de Bernardino León, no significativo en el funcionamiento orgánico del PSOE, pero si muy próximo a José Luis Rodríguez Zapatero, presente en el acto público en el que se expresó ese respaldo.

Varios parlamentarios han mostrado ya en privado su intención de trabajar en la candidatura de Madina para las primarias. Madina es el único de los tres que es diputado, lo que favorecería su labor de oposición desde noviembre de 2014 a las generales previstas para un año justo después.

La exministra habló con Valenciano para participar en la campaña europea

Por eso, para Chacón sería importante contar con una voz destacada en el Grupo del Congreso y esta podría ser la de Madina. Hay un cierto paralelismo entre lo que ocurrió en 2000 cuando José Bono, entonces aspirante a la secretaría general del PSOE, ofreció reiteradamente a José Luis Rodríguez Zapatero la portavocía en el Congreso si este retiraba su candidatura y él ganaba el Congreso del partido para el que era favorito. El mensajero de Bono era entonces Alfredo Pérez Rubalcaba, quien escuchó reiteradas negativas de Zapatero, similares a la de Madina a Chacón.

En teoría, si Chacón ganara esas primarias se produciría durante un año su cohabitación como candidata para las generales y sin escaño con Rubalcaba en el Congreso como secretario general del PSOE y con presencia en la Cámara baja. Una situación que, como mínimo, sería complicada y, por eso, llevaría aparejadas peticiones de congreso extraordinario para llevar al partido el cambio en la candidatura.

En ese contexto, se han producido también movimientos de posibles candidatos alternativos a Chacón, Madina y López. El más comentado en el grupo del Congreso es el del diputado por Madrid Pedro Sánchez, con la duda para muchos de si se trata de un movimiento táctico de futuro para situarse o si realmente llegará hasta la recolección de avales para primarias.

El reglamento aprobado en el último Comité Federal establece un número bajo de avales que, en la práctica, apunta a más de dos candidaturas, con ventajas previstas ajustadas y sin posibilidad de segunda vuelta. En la reunión de hace un mes, Chacón expresó a Madina sus objeciones al reglamento de primarias, especialmente, lo referido a la exigencia de inscripción previa. Un día después la exministra lo expuso al Comité Federal, aunque de forma más matizada.

Presencia activa en las europeas

Los posibles aspirantes acatan la orden de Ferraz de esperar a las europeas de mayo para hacer pública su candidatura, pero eso no evita los movimientos subterráneos para formar equipos, ganar apoyos o darse a conocer. El efecto paradójico es que todos ellos tienen previsto volcarse en esa campaña, precisamente para aprovechar la proyección pública ante los posibles electores en primarias y para conjurar posibles acusaciones de entorpecer la candidatura que encabezará Elena Valenciano. Por ejemplo, Chacón intercambió mensajes y habló por teléfono la pasada semana con Valenciano, a iniciativa de esta, para felicitarle y para ponerse a su disposición para la campaña. La exministra, que vive en Miami hasta mayo, volverá a Madrid en marzo para asistir al Comité Federal que aprobará la lista europea y tiene previsto reunirse con Valenciano para concretar su participación en la campaña. La dirección federal quiere equilibrar también los actos de Madina, López y el resto de posibles aspirantes porque, aunque no hayan dado el paso, quiere evitar la impresión de trato de favor a cualquiera de ellos. Para esto, están previstos contactos informales con cada uno de ellos.

Más información