Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía dice que Cascos se benefició de los negocios entre Gürtel y el PP

Ruz recibe un informe que señala que las siglas P.A.C. reflejadas por la trama son del exministro

El exministro de Fomento fue “el mayor perceptor de dinero” entre 2003 y 2004

La UDEF acredita con nuevas pruebas la financiación ilegal del partido

Francisco Álvarez-Cascos fue el mayor receptor en el reparto de los beneficios que sacó la trama corrupta Gürtel de la contratación con el PP entre 2003 y 2004. Así lo expone la policía en un informe que ha entregado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, en el que vincula las siglas P. A. C. con el que fuera secretario general del PP entre 1989 y 1999 y, posteriormente, ministro de Fomento hasta 2004. “Se trata de una persona con gran capacidad de influencias pues cobra de las dos partes (...) siendo el mayor perceptor de dinero”, recoge la policía.

La trama sacó tres millones de euros de beneficio por esos trabajos. Una parte de estos se repartieron en “seis cantidades idénticas distribuidas entre una serie de personas nombradas por sus siglas PAC, LB, GG, JS, JM y PC”, que la policía identifica con Álvarez-Cascos, Luis Bárcenas, Gerardo Galeote, Jesús Sepúlveda, Jesús Merino y Francisco Correa. Otra parte de los beneficios fueron a parar a otra sociedad dedicada a la prestación de servicios publicitarios para la que, sin embargo, la policía no ha encontrado vinculación contractual con la trama corrupta, como reflejó en informes anteriores. El caso es que Cascos también recibía una parte de estos, con lo que, recibiendo tanto de unos como de otros, se convirtió “en el mayor perceptor de dinero”.

Según el mismo informe, Cascos pudo obtener 41.172 euros de las mordidas por la adjudicación de las campañas electorales a la trama corrupta.

El exministro reaccionó horas después para declarar su “absoluta inocencia en cualquier participación delictiva en lo que se viene denominando por los medios de comunicación como trama Gurtel”. “No he mantenido ningún tipo de relación con el señor Correa ni con sus empresas desde el año 1995”, añadió Álvarez-Cascos en un comunicado.

En su informe, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) refleja cómo el PP firmó un contrato con una de las empresas de la trama, Rialgreen, para las campañas municipales, autonómicas y generales de 2003 y 2004. Rialgreen a su vez llegó a un acuerdo con otra firma, McCann Erickson, para realizar los servicios “dimanantes del contrato suscrito entre Rialgreen y el Partido Popular”, con el compromiso de no divulgar “bajo ningún concepto” el contenido del trabajo.

La policía destaca además otra “relación comercial” del exministro de Fomento con la trama. Así, detalla cómo una empresa de la que fue presidente Cascos, Tecnas, recibió 69.600 euros de una sociedad vinculada al cerebro jurídico del entramado, Luis de Miguel.

Existen varios elementos que “una vez integrados de forma conjunta permiten inferir de forma indiciaria que la persona cuya identidad está detrás del acrónico PAC se está refiriendo a Francisco Álvarez-Cascos”, asegura la policía, que ha valorado las declaraciones del extesorero del PP Luis Bárcenas y los apuntes de su contabilidad secreta.

El informe de la policía sobre una parte de la documentación incautada en una nave industrial de la trama corrupta señala que existió entre 1999 y 2004 “una dinámica de actuación persistente en el tiempo consistente en la emisión de facturas a nombre del PP por los actos que han llevado a cabo, las cuales son anuladas con posterioridad, emitiéndose otras nuevas, pero esta vez dirigidas a distintas fundaciones vinculadas al mismo PP, en la que se altera el concepto que en las mismas se hace reflejar”.

“Las fundaciones relacionadas con el PP cuya utilización ha sido detectada [en estas prácticas ilegales] son Fundación Popular Iberoamericana, Fundación Instituto de Formación Política, Fundación para el desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (Fundescam) y Fundación para el Análisis de los Estudios Sociales (FAES)”, según señala el informe policial. Este prosigue: “Se ha producido la elaboración de documentos aptos para el tráfico jurídico, donde se han alterado tanto la entidad a la que realmente se ha prestado el servicio como el concepto por el que se prestó, elementos esenciales y con entidad suficiente como para afectar al normal desenvolvimiento de las relaciones jurídicas con conciencia y voluntad por parte de los partícipes de enmascarar la realidad”.

Cascos declaró como testigo el pasado mes de agosto, en una de las piezas separadas del caso Gürtel, los papeles de Bárcenas. Ante el juez Ruz, el exsecretario general del PP entre 1989 y 1999, negó haber percibido 421.693 euros entre 1990.

El nombre del exministro también surgió cuando entre la documentación enviada por Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea (AENA), dependiente del Ministerio de Fomento se desveló un supuesto amaño de contratos de este organismo en favor de la red Gürtel.

Más información