Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

26.000 personas conduciendo sin carné

No aprobaron el examen o han perdido los puntos o un juez les ha retirado el permiso.

Un guardia civil para a un conductor en un control. Ampliar foto
Un guardia civil para a un conductor en un control.

Más del 25% de las condenas por un delito contra la seguridad vial castigan a quienes conducen sin carné. En concreto, de los 97.359 conductores condenados por este tipo de delito en 2012, un total de 26.202 fueron sentenciados porque manejaron un vehículo a motor sin la correspondiente licencia, según publica la última Memoria de la Fiscalía. Es el segundo delito contra la seguridad vial más común, solo por detrás de quienes conducen bajo la influencia de drogas o con tasas de alcohol superiores a los 0,60 miligramos por litro de aire espirado, que suman un total de 65.865 sentencias condenatorias en un año.

“A pesar de todos los controles que hacemos, que además salen cada dos por tres en la televisión, todavía seguimos pillando a gente que se atreve a conducir sin tener carné”, asegura con cierta expresión de asombro un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que “hace poco” mandó a los juzgados a uno de estos infractores. “En un control de alcoholemia paramos a un señor de unos 40 años, y, al pedirle el carné, me dice que se ha dejado la cartera en casa... La excusa de siempre... pero ya no vale, está todo informatizado y no tardas en descubrir que ha perdido todos los puntos”, explica.

“La excusa de Perotti es de libro”

P. R. BLANCO / R. PINEDA

“La excusa de Perotti, de que casualmente le habían robado el carné y por eso no lo lleva encima, la he escuchado cientos de veces, quizá en su caso es verdad... pero es una excusa de libro”. Un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se refiere así al caso del futbolista argentino del Sevilla, imputado por un delito contra la seguridad vial, cuando fue sorprendido el pasado domingo conduciendo su vehículo con un permiso argentino, que no había sido convalidado en España. Según argumentó el futbolista en el juzgado de guardia de incidencias de Sevilla, sí había convalidado su licencia pero se la habían robado durante una gira del equipo en Sudamérica y todavía no la había renovado.

“Es muy raro, porque si tenía el permiso argentino, aunque no se hubiera sacado el español, no sería un delito, sino una falta”, aseguran fuentes de Tráfico.

El juzgado ya ha solicitado a la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla que informe de si Diego Perotti tenía o no autorización para conducir en España. En el caso de que la tenga, el asunto quedará cerrado porque no es obligatorio llevar consigo el carné de conducir. Pero si el futbolista no tuviera carné español, se tendría que comprobar si efectivamente sí aprobó el examen de conducir en Argentina para determinar si ha cometido o no un delito contra la seguridad vial. Fuentes del Sevilla aseguran que siempre ha conducido su coche.

La condena por conducir sin carné, según el Código Penal, es de tres a seis meses de cárcel, multa de seis a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Pero según fuentes de la Fiscalía de Seguridad Vial, la prisión solo suele aplicarse en el caso de los reincidentes, es decir, cuando las otras dos alternativas fracasan. En total, de los casi 100.000 condenados al año por delitos de tráfico sin resultado lesivo, unos 3.000 van a la cárcel, la mayoría por consumo de drogas o alcohol, o por conducir sin carné.

Según el artículo 384 del Código Penal, se considera conducir sin carné manejar un vehículo a motor o ciclomotor cuando se han perdido todos los puntos asignados, cuando el conductor ha sido privado cautelar o definitivamente de la licencia por decisión judicial o cuando nunca se ha obtenido un permiso de conducir. Es decir, circular con un carné de otro país, aunque no esté convalidado en España, no es un delito sino una falta administrativa.

“Basta con que el conductor aporte un permiso sacado, por ejemplo en Ghana, para que la conducta no sea punible”, afirman fuentes fiscales. No obstante, una vez presentada la licencia se efectúan gestiones a través de consulados y embajadas para acreditar que efectivamente el conductor es titular de un permiso de conducir”, añaden las mismas fuentes.

Y esas gestiones son “cruciales”, ante la dificultad de distinguir si una licencia de otro país es o no original. “Hay que saber, por ejemplo, con qué tintas se imprimen los carnés en cada país, porque puedes llegar a encontrarte un carné ucraniano hecho con una impresora de inyección, como las de uso casero”, detallan en la policía local de Madrid.

Pero también se falsifican los carnés españoles, como demuestran las operaciones policiales contra redes que venden licencias falsas. Según fuentes de la Guardia Civil, solo como ejemplo, la semana pasada fueron arrestadas cuatro personas por falsificar permisos de conducir, tarjetas de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) y seguros del coche. También el pasado julio, fue detenido un hombre que se hacía pasar por un comandante de la Guardia Civil que ofrecía carnés falsos por hasta 3.000 euros.

Desde la Unidad de Tráfico del instituto armado, explican que “algunas personas recurren a estas redes porque tienen dificultades para sacarse el carné y otras porque han perdido los puntos o porque un juez se lo ha quitado”. Pero, según alertan, “no se dan cuenta de que si no van a la autoescuela o no cumplen con la sentencia y no aprenden la lección, se convierten en un peligro público”.

Cómo canjear carnés extranjeros

Solo se puede convalidar de manera directa y sin examen un permiso de conducir de un país extranjero por uno español con aquellos países con los que existe un acuerdo bilateral y siempre que el conductor resida de manera legal en España.

Los países que tienen convalidación directa de permisos A (motocicletas) y B (turismos) son: Argelia, Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Filipinas, Guatemala, Macedonia, Marruecos, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana, Serbia, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

El trámite no es “sencillo”, según Tráfico, porque hay que consultar al país de origen para saber si el carné es original.

Más información