Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Policía, no me pise la manguera”

La detención de un bombero durante un incidente callejero en Madrid causa el enfrentamiento entre el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno

Fotogalería de los incidentes Fotogalería de los incidentes
Un bombero es detenido por la policía durante la manifestación en apoyo a Burgos REUTERS

La batalla campal en el barrio de Gamonal de Burgos ha cruzado las fronteras de Castilla y León. Desde el pasado miércoles y hasta la tarde de hoy, viernes 17 de enero, se prevén manifestaciones en 48 ciudades españolas. En Madrid, 1.500 personas se concentraron el pasado miércoles en la Puerta del Sol, Gran Vía y la calle de Génova. Fue en esta última donde los antidisturbios detuvieron a 14 personas, entre ellas a un bombero acusado de haber agredido a un subinspector de los antidisturbios. Insólito: policías y bomberos enfrentándose. Igual que el Ayuntamiento de Madrid y la Delegación de Gobierno. La detención duró casi 24 horas. Santiago de la Fuente salía en libertad sobre las nueve de la noche de la tarde del pasado jueves, junto con el resto de detenidos por las protestas. En el vídeo de esta información puede observarse el momento en el que el bombero le da el cabezazo al policía.

En un primer momento el Ayuntamiento tomó partido por el bombero detenido. Santiago de la Fuente, de 35 años, está casado y es padre de dos hijos. Lleva 13 años bajo los casi 30 kilos que pesa su equipo de trabajo. El portavoz del Gobierno municipal, Enrique Núñez, anunció el pasado jueves por la mañana que De la Fuente estaba "en acto de servicio" y que el Consistorio le daría "todo el apoyo y la asistencia jurídica necesaria". En ese momento Santiago ya tenía un abogado de Comisiones Obreras. Y todos sus compañeros de los 12 parques de Madrid empezaron a mostrarle su apoyo de forma inmediata. La noticia voló a través de los móviles.

El Ayuntamiento de Madrid toma parte por el bombero, la Delegación del Gobierno defiende al policía antidisturbios

"Extraoficialmente" les comunicaron que De la Fuente estaba en el Complejo Policial de Moratalaz, y que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, se comprometía a "que estuviera en la calle" a las diez y media de la mañana del pasado jueves, explicó Rubén Gallego, delegado sindical de los bomberos de Madrid en CC OO.

El bombero detenido no quedó libre a esa hora, a la que ni siquiera había pasado a disposición judicial. Más de 200 compañeros se congregaron ante los juzgados de la plaza de Castilla desde las nueve y media de la mañana. "Venimos a presionar para que salga y mostrar nuestro apoyo a Santiago", decía Carlos Moncayo, con la nariz enrojecida por el frío. Desde allí, a la una de la tarde, se marcharon hasta Moratalaz, "para esperarlo". Sobre las cuatro y media, De la Fuente era llevado en un furgón policial hacia el juzgado de guardia, donde le siguieron los compañeros. En el exterior, el padre del detenido —que también es bombero y se llama igual— así como el resto de bomberos, se quejaban indignados de que "las cosas no fueron como las cuentan".

Antidisturbios detienen a un bombero / Vídeo: Youtube

Tanto Moncayo como Gallego explicaron que De la Fuente estaba terminando de apagar el incendio de un contenedor de basura cuando un agente antidisturbios llegó a pedirles que se fueran. "Santiago les dijo que esperaran dos minutos, que había que finalizar la extinción y recoger el material", narró Gallego. Fue entonces cuando el "mando de la lechera se acercó de malos modos para pedirles que se fueran en ese mismo momento. Tuvieron unas palabras: el típico ‘a ver aquí quién manda’. Entonces, el policía empujó a Santiago, que cayó de espaldas contra una valla de obra. Fue al levantarse cuando pudieron chocar sus respectivos cascos", explicó el delegado sindical.

Gallego insistió en que lo ocurrido "es puntual" y que no significa un enfrentamiento entre los dos cuerpos. No todos los compañeros opinan igual, muchos de ellos, durante el largo día que han esperado la libertad de uno de los miembros del parque 1º, creen que entre los agentes de la UIP y los bomberos existe una manifiesta tensión y algunos se plantean incluso no actuar si ellos están presentes, "pero luego todo es decisión de los jefes. De todas formas así, con estas formas, no podemos hacer nuestro trabajo", comentaba uno de los funcionarios.

Un bombero: "Así, con estas formas, no podemos hacer nuestro trabajo"

Mientras el Ayuntamiento salió en defensa del bombero detenido, la delegada del Gobierno en Madrid expresó que "cuando se produce una agresión a un policía, venga de quien venga, la consecuencia debe ser la misma". No es la primera vez que ambas instituciones, gobernadas por el PP, muestran posiciones diferentes.

Fuentes policiales explicaron que todo sucedió cuando el bombero se negó a retirar de la calle la manguera de extinción que un subinspector de policía le pidió que recogiera urgentemente, ya que, un grupo de agentes debía ir rápidamente en auxilio de otros compañeros que estaban siendo "atacados" por unos manifestantes. El bombero le gritó que no pisara la manguera. El policía le pidió su documentación para tomar nota de su identidad, y entonces apareció otro bombero que estaba presenciando la disputa y le propinó un cabezazo al subinspector. Este fue el motivo de la detención, según las mismas fuentes, que aseguran que el detenido figura en los ficheros de la policía por haber participado en una protesta laboral, en noviembre de 2012, en el Centro Integrado de Emergencias de Madrid. Los compañeros aseguraron que aquel día "él ni siquiera estaba allí". Todos lo corroboran, "y los parques de bomberos son como una pequeña familia, nos conocemos muchos, pasamos muchas horas juntos", añadió Gallego.

Según el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Jaime Lissavetzky, "no es razonable" que solo se dé por buena la versión de la delegada del Gobierno defendiendo a la policía. "No puede haber enfrentamientos entre instituciones gobernadas por el PP", agregó. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, recibirá a las 12.00 de este viernes a los bomberos. Gallego pidió que "la tensión se solucione ya. Quizá lo mejor sea un protocolo de actuaciones conjuntas entre policía y bomberos".

ATLAS

Más información