Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa aconseja a militares extranjeros estudiar español en un centro privado

El ministerio envío un correo a todas las agregadurías militares aconsejando Aula Intercultural

El departamento que dirige Pedro Morenés reconoce que la iniciativa fue "desafortunada"

La recomendación ha causado un hondo malestar en el Instituto Cervantes

El Ministerio de Defensa ha pedido a sus agregadurías militares que recomienden a los militares extranjeros que quieran aprender español que siguan los cursos de una empresa privada, Aula Intercultural, que no posee ninguna sede fuera de Madrid pero que sí imparte clases online.

Este consejo prodigado por el ministerio que encabeza Pedro Morenés ha causado sorpresa y malestar en el Instituto Cervantes, un centro estatal que además de ofrecer cursos a través de Internet posee una amplia red de 75 sedes en 42 países sufragados con dinero público. El Cervantes concede además cada año unas cuantas becas a militares extranjeros.

A principios de octubre pasado, el subdirector general de Planes y Relaciones Internacionales de Defensa, el vicealmirante Ignacio Horcada Rubio, remitió un correo oficial titulado “Solicitud de colaboración con una empresa española” a todas las agregadurías militares excepto a aquellas acreditadas en países de América Latina cuyo idioma oficial es el español.

“(…) Ruego informen de la existencia de esta empresa y de sus actividades a las correspondientes autoridades de esos países [en los que están acreditados], favoreciendo también el contacto entre esa empresa y los posibles interesados” en estudiar español, señalaba el mensaje enviado a más de 30 agregadurías militares junto con un folleto electrónico explicativo de los servicios que ofrece Aula Intercultural. Cuando Defensa formuló esta recomendación la hoja de la empresa había sido cerrada en el Registro Mercantil de Madrid “por no depósito de las cuentas anuales”.

Un portavoz del Ministerio de Defensa aseguró que el objetivo de la iniciativa, que surgió de la dirección general de enseñanza de dicho departamento, era propiciar el aprendizaje previo del español por parte de aquellos militares extranjeros que van a realizar cursos en España, por lo que únicamente debía dirigirse a países de habla no hispana en los que no haya una sede del Instituto Cervantes. Se da la circunstancia de que el Instituto Cervantes dispone de sede en todos los países en los que España tiene agregadurías militares. En todo caso, el mismo portavoz reconoció que la redacción de la circular había resultado “desafortunada”.

Aula Intercultural es una empresa que tiene firmados contratos para la enseñanza de idiomas con el Estado Mayor del Ejército y con academias militares, así como con La Moncloa y otros departamentos de la Administración central. Entre sus clientes figuran también empresas privadas. La dirige Elena Gutiérrez Espasandín en colaboración con su hermano Miguel Ángel. Ambos colaboran con el periódico digital Diario Ya que intenta recuperar el espíritu del desaparecido periódico madrileño Ya –cerró en 1996-que perteneció a la Conferencia Episcopal española.